SOBRE MÍ

En las siguientes estrofas intentaré contarte, lo más breve y honestamente posible, mi historia y cómo llegué a esCRIBIR estas palabras que hoy estás leyendo.

Mi nombre completo es María José Moguilner y por razones de simpleza todos me dicen MAJO. Nací el 11 de abril de 1970 en la ciudad de San Juan, Argentina. A la semana de vida nos mudamos a Buenos Aires. Según la teoría esotérica de mi madre, ese larguísimo primer viaje en tren desde San Juan a la capital con sólo 7 días de existencia, me estigmatizó de alguna inquietante manera y marcó, inexorablemente, mi destino viajero.

Quizás fue así, quizás no.

BUENOS AIRES, ARGENTINA (Año 1971)
Con mis padres.

Lo real es que AMO VIAJAR desde que tengo memoria. Amaba viajar incluso antes de subirme a un avión por primera vez. Distanciarme de mi rutina y escabullirme plácidamente en los pliegues eternos de algún rincón desconocido del mundo es, para mí, una necesidad básica indispensable. 

Pero eso lo descubrí de grande…

Hasta los 39 mi vida fue muy similar a la de la mayoría de las mujeres: colegio, facultad, casamiento joven (a los 22) y dos hijas preciosas. El libreto tradicional. Pero los 30 llegaron con la violencia de un tsunami devastador que arrasó con mi realidad. Todo lo que había construido hasta ese momento, se redujo a NADA.

Me separé y me fui a vivir a casa de mis padres con mis hijas (por entonces de 2 y 6 años). Salí a buscar trabajo y me tocó remarla de abajo. De a poco empecé a cubrir nuestras necesidades económicas, saldar deudas y así fuimos andando las tres.

Durante años la fui llevando. Aprobado en lo material. Previa a marzo en lo espiritual. El famoso vacío existencial que te carcome cuando tu trabajo sólo te llena el bolsillo, me perseguía implacablemente.

BUZIOS, BRASIL (Noviembre 1992)

Unos meses antes de convertirme en una señora de 4 décadas, amanecí sobresaltada por una inesperada “revelación divina”. Sin mayor análisis de lo que me reclamaba el alma, tomé una decisión crucial: VIAJAR POR PRIMERA VEZ A EUROPA. Celebraría mi natalicio cumpliendo el sueño que atesoraba en mi corazón desde la infancia.

Me fui de viaje. sola y delirante de felicidad, rumbo a una de las mejores experiencias que el destino me concedió. Fue una bisagra que transformó mi existir para siempre.

Una de mis fotos preferidas de TODA MI VIDA, capturando ese momento imborrable de mi primer viaje mientras admiraba la maravillosa Fontana di Trevi de noche. ROMA, ITALIA (mayo, 2010)

A partir de entonces empecé a viajar una o dos veces por año. Amigos y conocidos me pedían información de los distintos lugares que había conocido. Después llegaron los amigos de mis amigos y así la cantidad de personas se multiplicaba sin cesar. Descubrí la enorme necesidad que todos tenemos cuando queremos organizar un viaje: contar con datos confiables, tips de viaje y recomendaciones prácticas que nos ayuden con esa inmensa tarea. Yo misma había “sufrido“ la falta de información en varias oportunidades, lo que me hizo perder tiempo y dinero!

La magia del tiempo fue transformando mi pasión por Europa en un trabajo real.

Buceando en medio de miedos e incertidumbre, decidí renunciar al puesto en relación de dependencia, que aún mantenía y dedicarme por completo a lo que verdaderamente amaba: mi trabajo de TRAVEL PLANNER. Desde entonces organizo viajes personalizados según las necesidades de mis clientes. Los ayudo a descubrir ese continente tan maravilloso de una manera única y, al igual que un sastre, les diseño el VIAJE A SU MEDIDA. 

En 2018 creé Mujeres&Maletas, con el espíritu de brindar a las mujeres que no quieren o no les gusta viajar solas, una alternativa diferente, un concepto distinto a los tradicionales viajes grupales.

Si te interesa conocer más de Mujeres&Maletas hace CLICK ACÁ. 

Junto a las viajeras de la primer aventura de Mujeres&Maletas. CAPRI, ITALIA (Septiembre 2018)

Y finalmente llegó Destinos&Maletas, mi último proyecto. Debo confesarte que dudé mucho en embarcarme en este bote. 

¿QUE TENGO PARA CONTARLE AL MUNDO? ¿QUE PUEDO APORTAR? me preguntaba en medio de mil debates internos. Pensaba en los cientos de blogs de viajes, obra de tremendos viajeros que empezaron a girar por el mundo hace años. Muchos llevan casi una década siendo nómadas digitales, relatando sus crónicas ambulantes a medida que se instalan por un tiempo en algún recoveco terrestre. Al mirarlos me agobiaba la sensación de que mi mensaje iba a ser pequeño, débil, insuficiente…

La contundente respuesta a mi duda existencial llegó, como otras veces en mi vida, por casualidad.

Un cliente, al regresar de un viaje que le había organizado para él y su esposa, disparó el ultimátum divino: “Majo, tenés que escribir todo lo que nos contaste a nosotros, lo que nos explicaste y nos recomendaste que hagamos. Tenés que transmitírselo a otros. Porque gracias a tus consejos y la información que nos diste fuimos preparados y nos ayudaste a que todo sea más fácil.

abandoné las mil excusas coleccionadas en el último tiempo y me zambullí en la descomunal y titánica travesía de escribir este blog. 

Con “El Salteño“.
CAPADOCIA, TURQUIA (Nov-2017)
Con Peligros.
SALTA, ARGENTINA (Enero 2020)
Con mis dos hijas.
NEW YORK, EEUU (Marzo 2015)

Hoy mi vida transcurre entre dos ciudades: Buenos Aires, donde viven mis dos adoradas niñas grandes; y Salta, donde viven mis otros dos amores: el salteño (muy obvio?) y Peligros, un dogo de burdeos que es mi perdición.

Reparto las horas entre mis múltiples trabajos: el de travel planner, los viajes grupales de Mujeres&Maletas, la redacción del blog, la creación de contenido digital, charlas y presentaciones y lo que sea que el universo me quiera traer de regalo…

ésta es mi “historia”. Te agradezco por estar estar ahí, por leerme, por darle sentido a mi trabajo, por permitirme acompañarte en tus sueños de viajar.

GRACIAS TOTALES!

Si algo de lo que leíste te hizo sentido, te movilizó, te intrigó o te sorprendió y querés contactarme, no dudes en escribirme!

CONTACTAME!