La cantidad de películas filmadas en Italia es inmensa. En este post te dejo mis 10 films preferidos.

1. COMER, REZAR, AMAR

Una de mis películas preferidas de la historia (y el libro mucho más). Se trata de la vida de la autora, Elizabeth Gilbert, quien decide viajar para buscarle sentido a su vida después de un divorcio complicado. La primer parada es Italia, se instala en Roma donde descubre el disfrute por la comida, el amor por el idioma italiano y el dolce far niente, el placer de no hacer nada. La historia sigue en India y Bali. Protagonizada por Julia Roberts y Antonio Bardem.

Comer, Rezar, Amar

2. ÁNGELES Y DEMONIOS

En lo personal, creo que esta película no se destaca demasiado, pero la incluyo porque tiene un valor muy especial para mí, ya que fue la que hizo magia en mi inconsciente y despertó el sueño dormido de conocer Italia. Es la continuación del Código da Vinci, de Dan Brown y Tom Hanks repite su papel estelar como Robert Langdon, un especialista en simbología. Si querés conocer la anécdota de lo que me pasó después de verla, HACÉ CLICK ACÁ.

Ángeles y Demonios de Dan Brown

3. CARTAS A JULIETA

Romántica y bastante pocholera. Repasa el tema de la búsqueda de los amores perdidos. Está completamente filmada en Verona, pero al final regala unas vistas de la Toscana que son puro amor. Con Amanda Seyfried y Vanessa Redgrave.

Cartas a Julieta

4. EL TURISTA

Aunque la película no me pareció nada destacable, muestra la ciudad de Venecia como ninguna otra, convirtiéndola en una de las protagonistas. Una historia de romance algo oscuro entre Johnny Depp y Angelina Jolie.

El turista

5. BAJO EL SOL DE TOSCANA

La típica comedia romántica con final feliz. Aunque su argumento es bastante trillado y previsible, también ocupa el podio de mis preferidas, esas películas que no puedo volver a ver una y otra vez. Una escritora americana recién divorciada decide vender todo lo que tiene para irse a Italia y recuperarse del dolor por el fracaso matrimonial. Un agente inmobiliario de ojos dulces, la refacción de una antigua casona toscana, un italiano para el infarto y los paisajes de Italia de fondo completan la fórmula de esta película. La eterna Diana Lane interpreta a Frances Meyer. Con Sandra Oh y Raoul Bova.

Bajo el Sol de Toscana

6. EL TALENTOSO SEÑOR RIPLEY

Un homenaje a Italia. La recorre casi de norte a sur. Además de los paisajes es un peliculón con un elenco memorable: Matt Damon, Jude Law, Gwyneth Paltrow y Cate Blanchett. Un perdedor sin escrúpulos que viaja a Italia para convencer al hijo vividor de un millonario para que vuelva a EEUU. Thriller imperdible

El talentoso Mr. Ripley

7. LA ESTAFA MAESTRA

Entretenimiento asegurado, con un elenco de la hostia. Mark Wahlberg, Edward Norton y Charlize Theron. Gran parte de la película se filmó en Venecia y regala unas escenas maravillosas de la ciudad y sus antiguos palacios.

La estafa maestra

8. A ROMA CON AMOR

No es de las mejores obras de Woody Allen (que a mí en lo personal me encanta) pero muestra Roma y con eso es casi suficiente. Con Penélope Cruz, Alec Baldwin y Roberto Benigni entre otros.

A Roma con amor

9. VACACIONES EN ROMA

Un clásico del cine (1953) completamente filmada en Roma. Una princesa europea decide tener un día sin responsabilidades y sentir lo que es tener una vida normal. Conoce a un reportero estadounidense que se ofrece a mostrarle la ciudad y pasan cosas. Una película que no pasa de moda con la diosa de Audrey Hepburn y Gregory Peck.

Vacaciones en Roma

10. LA VIDA ES BELLA

Tremendo peliculón con lágrimas aseguradas. Un canto a la vida y a la esperanza. Se filmó en la encantadora ciudad toscana de Arezzo, una de las grandes desconocidas de esta región. Dirigida y protagonizada por Roberto Begnini.

La vida es bella

¿Qué otra película crees que falta en la lista?

Fue destruida siete veces. Pero su historia trágica de temblores y lluvia de lava no logró destruir el espíritu inquebrantable de esta ciudad orgullosa. 

Catania emerge a los pies del Etna, con un tenacidad inexpungable, modelada por su arquitectura indómita, sus colores de verano y una crónica plagada de infiernos y glorias. 

★ Es la segunda ciudad más poblada de Sicilia después de Palermo. Fue fundada por los griegos en el año 730 a.C. A partir de entonces Catania fue invadida y conquistada por griegos, romanos, bizantinos, árabes, normandos, españoles y italianos y varios imperios más a lo largo de los siglos. 

★ Declarada Patrimonio de la Humanidad en 2002. Desde entonces se comenzó con un proceso de restauración para recuperar el antiguo esplendor de sus monumentos.

Catedral: dedicada a Santa Ágata, patrona de Catania. Una maravilla del barroco italiano. Fue construida sobre las ruinas de antiguos baños termales romanos. Se pueden visitar en un tour que ofrece la catedral, que incluye las Termas Achilianas, el Palazzo Arcivescovile, la Chiesa di San Placido, la Basilica Collegiata y la terraza panóramica. La entrada a la catedral es gratuita pero el tour cuesta 10€. En el interior del templo está la tumba de Bellini, uno de los máximos orgullos del pueblo catanés. Más información en la página web de la catedral.

Catedral de Catania, Sicilia
Catedral de Catania, Sicilia

Fiesta de Santa Ágata: se realiza cada año, entre el 3 y el 5 de febrero y es una de las celebraciones mas fervorosas de toda Italia.  

U Liotru: es el símbolo de la ciudad. Se trata de un elefante coronado por un obelisco construido en 1736 por Vaccarini. Está hecho con piedra de lava y se encuentra frente a la catedral.

Al haber sido arrasada por la lava siete veces, las diferentes capas de las ciudades antiguas quedaron sepultadas. No obstante aún pueden verse algunos edificios del pasado, impactantes por la profundidad de sus construcciones al verlos junto a la ciudad actual. Como el teatro grecorromano y el anfiteatro, ambos del siglo II y el Odeón del siglo III. Éste se sigue utilizando para conciertos y espectáculos de danza. 

Teatro romano de Catania, Sicilia
Teatro romano de Catania, Sicilia

Monasterio de los Benedictinos de San Nicolò l’Arena: uno de los monasterios más grandes de Europa, declarado Patrimonio de la Humanidad. Se ofrecen visitas guiadas (entrada 7€) y es muy recomendable, sobre todo porque cuentan la historia de la ciudad que es super interesante. Más información en la página web del monasterio.

Mercados locales: ya sabés cuanto me gustan estas visitas. En Catania pasar un rato por “A’ Piscaria” (el mercado de pescado ) en la Piazza Alonzo di Benedetto, es un espectáculo colorido, muy oloroso y sobre todo disparatado, los vendedores pegan unos insólitos chillidos para ofrecer sus productos. 

Via Etnea: la arteria principal de Catania. Nace en la Piazza Duomo y se extiende a lo largo de 3 km. Su nombre es una clara evidencia al volcán que rige la vida de la ciudad y la vista de su poderosa figura de fondo es impactante. 

Etna: es el volcán activo más grande de Europa. Tiene 3300 mts de altura. Se trata de toda una atracción para los amantes del senderismo. Hay buses diarios que salen desde Catania hasta el pie de la montaña, donde se encuentra el Rifugio Sapienza. Desde ahí se puede subir al cráter caminando o en teleférico (30€), son unos 1000 mts. Hay que estar atentos con el horario de regreso del bus.

Volcán Etna, Sicilia
Vista del Etna

¿Queres explorar los alrededores de Catania? No te pierdas esta excursión para admirar el imponente legado arquitectónico de Taormina y disfrutar de un paseo en barco por la costa de Isla Bella. Reservá tu lugar haciendo CLICK ACÁ.

¿Querés saber más sobre este destino impactante?

No te pierdas los tres episodios del podcast de Destinos&Maletas exclusivamente dedicados a Sicilia.

Tres ciudades que exhiben el esplendor de una época dorada.

Qué ver en Ragusa

El 11 de enero de 1693 un brutal terremoto asoló la parte oriental de Sicilia. Muchas ciudades fueron devastadas. Una de ellas fue Ragusa. Murieron 5.000 personas, la mitad de la población de aquella época. 

Después de la catástrofe, la ciudad fue reconstruida en la parte superior de la colina, bautizada como Ragusa Superiore, donde se instaló gran parte de la población. Pero las familias mas tradicionales y aristocráticas no quisieron abandonar sus hogares y se quedaron en la zona vieja, en Ragusa Ibla, una maraña de callejones de piedra salpicado de palacetes y casas medievales.

El resultado es una ciudad partida en dos, invadida de pendientes, escaleras, bajadas y subidas. Una postal única, pintada con el inconfundible y encantador caos siciliano. 

Ragusa, Sicilia
Vista de Ragusa, Sicilia

Catedral de San Giorgio: construida en el siglo XVIII, en el tiempo recórd de 4 meses. Tiene una particular fachada convexa y su cúpula inmensa. Entrada €3.

Chiesa di Santa Maria delle Scale: ubicada en la parte nueva de la ciudad, regala una vista tremenda de Ragusa Ibla.

Giardino Ibleo: uno de los lugares más lindos, ideal para hacer un picnic y disfrutar al aire libre.

★ Hay varias otras iglesias y plazas para conocer, pero lo mejor que podes hacer en Ragusa es perderte por el barullo incomprensible de sus calles, admirar las puertas, fachadas, ventanas, frisos y balcones (algunos sostenidos por ángeles y demonios) y admirar esa sobredosis inigualable del barroco italiano en todo su esplendor.

★ Ragusa fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2002.

Barroco siciliano
Arquitectura barroca de Ragusa, Sicilia. Photo by Francesco Ungaro on Unsplash

Qué ver en Noto

Llegamos a Noto con el calor del mediodía castigando nuestras cabezas. La luminosa fuerza del despiadado sol de verano multiplicaba su resplandor sobre las fachadas de los edificios color miel. Paseamos durante unas horas por esta fastuosa ciudad barroca, encandilados por el cálido torrente dorado. 

Esta ciudad nacida del capricho humano asombra con el tamaño de sus espléndidos edificios. Plazas, escalinatas majestuosas, iglesias, palacios, casonas. Un tumulto armónico bañado por sus colores únicos. 

Detalle de la puerta metálica de la Catedral de Noto, Sicilia
Detalle de la puerta metálica de la Catedral de Noto, Sicilia

La antigua Noto quedó reducida a escombros por el terremoto de 1693. La Noto actual se construyó a unos 12 km del lugar donde estaba la ciudad medieval original, fundada por los sículos en el siglo IX a.C. 

Junto con Ragusa y Módica, Noto forma parte del llamado triángulo barroco siciliano, que se caracteriza por ser más recargado y sofisticado que el barroco. Curvas y florituras, balcones, grandes escalinatas, máscaras sonrientes y los llamativos puttis, figuras de niños alados, habitualmente desnudos. 

Porta Reale: se construyó en el siglo XIX por la visita de Fernando II de Borbón. Es la entrada principal a la ciudad y el acceso a la calle más importante: Corso Vittorio Emanuele, llena de comercios, bares y tiendas. 

Infiorata: todos los años en el mes de mayo, se realiza uno de los eventos más populares de Sicilia. La Infiorata es una tradición muy popular en Italia y se realiza en muchas ciudades pero la de Noto es la más famosa. Las calles se cubren de pétalos de flores con diseños únicos, cada año la temática es diferente.  

Catedral de Noto, Sicilia

Qué ver en Módica

Módica nos abrazó con la calidez de su belleza humilde y silenciosa. La elegimos para quedarnos una noche, por una razón muy objetiva y nada poética: era la ciudad con la hotelería más económica de la zona.

Quizás por eso nos sorprendió tanto. Llegamos a esta desconocida ciudad barroca sin expectativas, con el único anhelo de una cama cómoda y un buen aire acondicionado para mitigar el infernal verano siciliano. Nos tropezamos con una ciudad exquisita, pintada con el fulgor dorado del atardecer que acariciaba las fachadas de sus casas alborotadas. 

Vista de Módica, Sicilia

★  Al igual que su vecina Ragusa, se divide en dos partes: la zona alta y la baja. En la parte baja la avenida principal, el Corso Umberto I, apabulla con su despliegue de comercios, tiendas, iglesias, museos y palacios. 

Catedral de San Jorge: su imponente figura barroca se destaca con majestuosidad en la postal de la ciudad. Se estima que fue construida en 1090 y reconstruida a lo largo de los siglos XVII y XVIII a raíz de los numerosos terremotos que sufrió la ciudad. Es uno de los edificios más emblemáticos del barroco siciliano. Además de las numerosas obras de arte atesoradas dentro del templo, delante del altar mayor, en el suelo de mármol hay un reloj de sol diseñado en 1895. 

Catedral de San Jorge, Módica, Sicilia
Catedral de San Jorge, Módica, Sicilia

Castillo de los Condes: es uno de los puntos más altos de la ciudad. Fue presidio militar, residencia de los condes y tribunal civil y penal. Fue abandonado por completo en 1870. 

Módica es famosa en todo el mundo por su chocolate, donde se sigue usando el método de los antiguos aztecas, que no altera las características del cacao. El resultado es un chocolate de negro oscuro con reflejos marrones. Entramos en la fábrica de chocolate más antigua de Sicilia, la Antica Dolceria Bonajuto, fundada en 1880, donde se pueden probar las distintas variedades de chocolate aromatizados con una variedad de sabores, desde café y cítricos hasta anís y pimienta blanca.

¿Querés saber más sobre este destino impactante?

No te pierdas los tres episodios del podcast de Destinos&Maletas exclusivamente dedicados a Sicilia.

La antigua ciudad griega impacta con su espectacular belleza.

El día agonizaba en un concierto ardiente, de pinceladas anaranjadas, suspendidas sobre el brillante terciopelo del mar. Solo bastaron pocos minutos para enamorarme perdidamente de Siracusa, que nos recibió con su despliegue de tesoros y sus atardeceres de fantasía.

Siracusa fue la ciudad griega más importante de Sicilia. Se fundó en el año 734 a.C. en la isla de Ortigia. Con el crecimiento de la población, la isla se convirtió en el centro histórico, donde quedó atrapado su perfume a gloria ancestral, testimonio del imponente pasado de Siracusa, mi ciudad predilecta de Sicilia.

Ortigia, Siracusa

Qué ver en Siracusa

Ortigia está unida a la ciudad por dos puentes: Ponte Umbertino y Ponte Santa Lucia. Sólo los residentes pueden acceder en auto a la isla. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2005.

Duomo de Siracusa: fue construída sobre un templo dedicado a la diosa griega Atenea. Se conservan algunos restos del templo y una columna griega muy bien conservada.

Templo de Apolo: construido 2.000 años atrás, se trata del templo dórico más antiguo de toda Sicilia. 

Fuente de Aretusa: según la mitología, en ese lugar la ninfa Aretura fue convertida en agua. 

Fuente Aretusa, Ortigia. Photo by Antonio Sessa on Unsplash

Hipogeo: es un recorrido subterráneo que comienza en la plaza del Duomo y termina en el puerto. Durante la 2da Guerra Mundial los siracusanos guardaron la estatua de Santa Lucia, patrona de la ciudad, y se escondían durante los bombardeos aéreos. Entrada €5.-

Castillo Maniace: es una ciudadela militar, ubicada justo en el extremo de la isla de Ortiga. Se construyó en 1240. Entrada €4.-

Isla de Ortigia, Siracusa
Centro histórico de Siracusa, isla de Ortigia

★  Neápolis: este barrio se extendió en el siglo III a.C. sobre una necrópolis. Se trata de la zona arqueológica más importante de Siracusa. La visita dura unas 2 hs. Entrada €10.-

  • Anfiteatro romano: sus ruinas muestran el sistema de pasajes subterráneos y salas donde esperaban gladiadores y bestias antes de ofrecer el sangriento espectáculo popular del antiguo Imperio Romano.
  • Altar de Hierón: solo queda la base del monumento, que impresiona por su tamaño: 198 mts de largo por 23 mts de ancho. En ese lugar se hacían los sacrificios, un ritual importante en la época clásica. Se llegaron a sacrificar a 450 toros para festejar una victoria militar.
  • Teatro Griego: es impactante. Fue construido por los griegos y mejorado por los romanos. Era uno de los teatros mas grandes del mundo antiguo, con una capacidad para 16.000 personas. En los meses de mayo y junio se realizan obras de teatro en el lugar.
  • Oreja de Dionisio: es una cueva excavada en la roca por esclavos. Servía como cantera para extraer piedra y como cárcel. La forma de la cueva genera una acústica excelente. 
Antiguo teatro griego, Siracusa. Photo by Roger Lipera on Unsplash

Catacumbas de San Giovanni: son las segundas catacumbas más grandes de Italia. Entrada €8.

Santuario de la Madonna delle Lacrime: se trata de un templo diseñado con un estilo y gusto bastante dudoso (en lo personal me pareció un adefecio). Un gran cono invertido de 80 mts de alto, que se ve desde toda la ciudad. Se construyó para conmemorar un milagro. Se dice que una humilde casa de Siracusa, una figura de la Virgen “lloró” lágrimas humanas durante 4 días por una mujer que estaba gravemente enferma. La mujer se curó y el Papa Pio XII declaró auténtico el milagro. El Santuario se convirtió en un centro de peregrinación de católicos de todo el mundo.

Playas: uno de los grandes encantos de Siracusa son sus playas. Hay varias para elegir: Fontane Bianche, Lido Arenella, Spiaggia di Eloro o el Parque Marino del Plemmirio.

Navegá por las aguas del mar Jónico y descubrí la belleza monumental y natural del centro histórico de Siracusa en este paseo en barco por la isla de Ortigia. Reservá tu lugar haciendo CLICK ACÁ.

¿Querés saber más sobre este destino impactante?

No te pierdas los tres episodios del podcast de Destinos&Maletas exclusivamente dedicados a Sicilia.

Una de las colonias más ricas y famosas de la Magna Grecia. 

Fundada en el año 580 a.C. bajo el nombre de Acragante, Agrigento fue invadida, destruida, reconstruida, saqueada, capturada y bombardeada a lo largo de los siglos. Cartagineses, romanos, bizantinos, normandos. Una historia fascinante de conquistas y tragedias, de esplendor y decadencia, que quedó atrapada en las paredes de esta ciudad siciliana.

Catedral de San Gerlando: desde lo alto de una colina, despliega, en sus paredes de mil años de antigüedad, una fusión ecléctica de estilos. Normando, gótico, árabe y barroco juegan en silenciosa armonía, atestiguando el pasado multiétnico de Agrigento. La catedral posee una acústica perfecta, un susurro en la entrada se escucha con claridad en el altar.  

Fachada de una iglesia en el centro de Agrigento

★ Vía Atenea: es la calle principal, repleta de comercios. También guarda el Palacio Celauro donde vivió Goethe. A pocos metros, sobre Vía Neve, se encuentra la Scalinata degli Artisti.

Mercado de Agrigento: el mejor lugar para comprar lo que sea: frutas, verduras, quesos, ropa, souvenirs y productos regionales, todo a precios imbatibles. Todos los viernes.

Scala dei Turchi: a menos de 15 km de la ciudad un acantilado rocoso irrumpe la costa con su peculiar perfil. Es una de las imágenes mas impresionantes de toda la isla. El sugestivo nombre de esta playa, bautizada cómo la “Escalera de los turcos” se debe a que en ese lugar desembarcaban los piratas sarracenos. La roca caliza, de un blanco insólito, fue erosionada con el paso de los siglos, moldeando su silueta escalonada.

Escala de los Turcos, cerca de Agrigento, Sicilia

Valle de los Templos: sin dudas, la atracción estrella de Agrigento y una de las más importantes de toda Sicilia. Esta zona atesora siete templos griegos de estilo dórico monumentales construidos en los siglos VI y V a.C. Se trata de los edificios griegos más antiguos y mejor conservados fuera de la propia Grecia, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997. Los dos templos mejor conservados son el de las diosas Juno Lacinia y Concordia.

Valle de los Templos, Agrigento, Sicilia
Valle de los Templos, Agrigento, Sicilia

Más información en la página del Parque Arqueológico Del Valle de los Templos

¿Querés saber más sobre este destino impactante?

No te pierdas los tres episodios del podcast de Destinos&Maletas exclusivamente dedicados a Sicilia.

La capital de Sicilia conquista los sentidos lentamente.

La capital de la isla italiana nos abrazó con la potencia de su temperamento anárquico. Dueña de una historia descomunal, Palermo no pasa inadvertida y deja un recuerdo indeleble en los corazones de los turistas distraídos, que desconocen la gran cantidad de tesoros que guardan sus caóticas y ruidosas calles.

Qué ver en Palermo en dos días

Catedral: fue construida en 1185 como una basílica bizantina. A lo largo de sus historia fue reformada con diferentes estilos arquitectónicos, como el árabe, gótico y barroco, dando lugar a una obra tan compleja como sorprendente. La entrada es gratuita. Hay un ticket de €7 para visitar el tesoro, las tumbas, las criptas y el techo.

Catedral de Palermo, Sicilia
Catedral de Palermo

La Martorana: esta iglesia es imperdibles por sus mosaicos bizantinos. Entrada: €2.

Santa Maria dello Spasimo: otra iglesia que sorprende, ¡porque no tiene techo! Su construcción se interrumpió por las invasiones turcas y quedó sin terminar. Actualmente sirve de escenario para eventos y espectáculos. 

Catacumbas del Convento de los Frailes Capuchinos: es una visita algo macabra pero si te animás es interesante. Entrada €3.

Palacio de los Normandos: se trata de la residencia real más antigua de Europa, fundada en 1130. La construcción original era una fortaleza árabe que fue modificada por los reyes normandos, para usarla como sus aposentos. La gran atracción es la Capilla Palatina, llena de mosaicos dorados y la gran imagen del Cristo Pantocrator. Entrada €12. (Salada… pero espectacular).  

Capilla Palatina del Palacio de los Normandos, Palermo, Sicilia
Capilla Palatina del Palacio de los Normandos, Palermo, Sicilia

Iglesia del Gesù: su exterior es bastante modesto, como el de una iglesia mas. Pero cuando entrás… ohhhh ¡Es impactante! Entrada €2.

Teatro Massimo: ostenta el tercer lugar entre los teatros más grandes de Europa, después de la Opera de París y la de Viena. 

★ Uno de los puntos más famosos de Palermo es el cruce que se encuentra entre la calle Maqueda y el Cassaro, más conocido como “I quattro canti” (las cuatro fachadas). En cada una de las esquinas se pueden reconocer las estatuas de cuatro reyes (Carlo V, Filippo II, III y IV), de las cuatro estaciones y de cuatro santas (Cristina, Ninfa, Oliva e Agata).

Una de las cuatro esquinas de I quattro canti

★ Visitar al menos uno de sus MERCATO: Palermo tiene 4 mercados callejeros. Vucciria, Ballaró, Capo y Borgo Vecchio donde hay una gran variedad de frutas, verduras, comidas,  ropa y muchas cosas más con precios casi regalados.

★ Caminar por el puerto de Palermo viendo el atardecer, lugar ideal para disfrutar en alguno de sus bares frente al mar.

Escapadas desde Palermo 

Monreale: es una pequeña localidad a 2 km de Palermo, famosa por su Catedral, una construcción única de fusión árabe-bizantina. 

Cefalú: sin dudas, uno de los pueblos mas lindos de toda Sicilia. Ubicado a 70 km de Palermo, junto al mar, a los pies de un gran promontorio rocoso.

Cefalu, Sicilia
Cefalu, pegado al mar

Mondello: playas fabulosas a 30 minutos de Palermo. 

San Vito lo Capo: otro gran destino si te gusta la playa, a 110 km de Palermo.

Actividades recomendadas en Palermo ★ RESERVÁ AHORA TU LUGAR

Erice: una joya colgada entre las nubes

Después de dos días en Palermo, nos despedimos de su espíritu alborotado con el frescor luminoso de la mañana. Partimos con rumbo sur. Una hora y media después trepábamos la tortuosa ruta que sube al monte San Giuliano, coronado con la silueta de un pueblo erigido con piedras medievales que aparecía en cada curva, flotando entre nubes, torres y leyendas.

Erice no sólo te transporta irremediablemente al pasado, sino que te envuelve en su aire calmo de niebla blanca, ruinas y castillos, mientras tu alma se pierde por completo en los rincones ocultos de este lugar casi etéreo.

Erice, Sicilia
Espectacular vista de Sicilia desde Erice

★ Construida en la cima del monte, a 750 msnm (aunque parece mucho más), a una distancia de 120 km de Palermo y 10 km de Trapani. 

Santa María della Asunta: conocida como la Chiesa Madre o Duomo, es el lugar más espectacular de la ciudad. 

Castello di Venere: con vistas al mar y a la llanura, este castillo fue construido por los normandos en el lugar donde, muchos siglos antes, se erigió un templo dedicado a Venus. Suspendido sobre el borde del acantilado, el paisaje siciliano se despliega en una sinfonía sublime.

Jardines del Balio: antigua residencia de Baiuolo, el gobernador normando que mandó construir el Castillo. Actualmente funciona el Café del Balio. Alrededor los pinos y palmeras crecen en un prolijo caos. Otra lugar con vista celestial. 

★ Entre la maraña de callejuelas, Erice esconde más de 60 iglesias. Una inexplicable mezcla de estilos colorea las fachadas grises de las casas. Gótico, barroco, renacentista. Todo convive con la calma inmutable del aire suspendido en la cúspide de Sicilia. Una multitud de tiendas artesanales exponen cerámicas, alfombras, souvenirs y recuerdos del lugar. 

Erice, Sicilia
Calles de Erice, Sicilia

Gastronomía: famosa por sus dulces inimitables en los que la almendra es el ingrediente estrella. Los pasteleros se lucen con recetas heredadas siglos atrás de las monjas de clausura.  Dulces de riposto, bocconcini de almendra, frutos de Martorana, mustazzoli y las genovesi, unas galletas rellenas con un crema pastelera de limón inconfundible.  

Cómo llegar a Erice:

La ruta es empinada y sinuosa, pero está en buen estado.

Otra buena opción es tomar el funicular desde Trapani que te acerca hasta Erice en 10 minutos por €9 (ida y vuelta). Más info en la página del funicular.

Si querés hacerla simple y no complicarte RESERVÁ AHORA tu excursión a Erice desde Trapani haciendo CLICK ACÁ

Trapani: la decadencia que persiste

Trapani nos recibió con un abrazo de sol y besos de sal. El mar, tapizado de azules inventados y verdes insólitos, rodea su esqueleto antiguo y la envuelve con la suavidad de sus olas de espuma. 

Fue un importante puerto fenicio pero cayó en la decadencia hasta que en el siglo IX los musulmanes la rescataron, impulsando la actividad marinera. La influencia de los árabes quedó grabada a fuego en el espíritu trapense y se refleja incluso en su gastronomía actual. 

Trapani, Sicilia
Centro histórico de Trapani

Centro histórico: a lo largo del corso Vittorio Emanuele, se encadenan edificios barrocos, la Catedral de San Lorenzo, comercios de todos los rubros imaginables, iglesias, la Fontana di Saturno y uno del relojes astronómicos más antiguos de Europa

Iglesia del Purgatorio: guarda en su interior 22 estatuas de madera y tela que, durante Semana Santa, sacan a las calles para representar la Pasión de Cristo

Islas Égadas: este archipiélago de tres islas, Favignana, Levanzo y Marettimo, regala un espectáculo natural soberbio. Casas de pescadores y botes flotando sobre un mar invisible. Lo ideal es quedarse al menos una noche para sumergirse en su ambiente relajado.  También se pueden visitar en un día con un tour. 

Reservá tu excursión a las islas desde Trapani haciendo CLICK ACÁ.

Salinas: desde Trápani hasta Marsala se extienden las salinas, custodiadas por los pintorescos molinos. Los montículos de sal son cubiertos de tejas de terracota. La sal se extrae de forma artesanal, generando un tipo de sal de gran calidad con un precio irrisorio. 

Reservá tu visita guiada a las salinas desde Trapani haciendo CLICK ACÁ.

Marsala, Sicilia
Molinos de las salinas de Marsala, Sicilia

Gastronomía: el cous cous de pescado, comida típica de Trapani, herencia de los árabes, es un plato que no se puede dejar de probar.

Curiosidad: la provincia de Trapani produce más vino que la Toscana y el Piamonte juntos.  

Viví el mágico atardecer de Trapani mientras navegas por el mar Tirreno y disfrutas de un exquisito aperitivo a bordo. Reservá tu lugar haciendo CLICK ACÁ.

¿Querés saber más sobre este destino impactante?

No te pierdas los tres episodios del podcast de Destinos&Maletas exclusivamente dedicados a Sicilia.

Historia, gastronomía y paisajes: la fórmula mágica de este destino imperdible

Aterrizamos en Palermo, la capital siciliana, el primero de junio de 2015. Todavía nos envolvía el encanto sofisticado de Paris, con sus aromas de elegancia y majestuosidad.

El contraste entre Sicilia y París fue, sin dudas, violento. El cielo frío y las lluvias interminables dieron paso al calor marino y un sol eterno. Cambiamos la delicadeza francesa por la rudeza sureña, el glamour por lo rústico y el orden por el caos.

¿Buscas tours y excursiones para hacer en Sicilia?

¡Hace click ACÁ para conocer las mejores actividades!

Cuántos días se necesitan para recorrer Sicilia

Mi respuesta a esta pregunta que me hacen muy seguido es la misma de siempre: DEPENDE.

Depende de que tipo de viajero sos, qué actividades te interesa hacer y de cuánto tiempo disponés, entre otras. No me gusta hablar de generalidades porque cada viaje, al igual que cada viajero, es único e irrepetible. Todos tenemos intereses y gustos particulares y tu viaje debería ser un reflejo de tu impronta personal.

Hechas las aclaraciones pertinentes te comparto el recorrido que hice yo. Y si me permitis que te regale una sugerencia, quiero hacer especial énfasis en este punto: un buen viaje por Sicilia debería durar no menos de 10 días, para dar la vuelta completa a la isla y disfrutar de las interminables maravillas que ofrece. Si es posible, dedicale dos semanas completas, no te vas a arrepentir.

Mi recorrido por Sicilia

Alquilamos un auto para emprender nuestro recorrido bordeando el lado sur de la costa siciliana. Partimos de Palermo y finalizamos en el estrecho de Messina donde cruzamos al continente, para seguir rumbo al norte de Italia. Retiramos el auto en el aeropuerto. Contratamos el alquiler con seguro todo riesgo para quedarnos tranquilos y llevamos Licencia de Conducir Internacional que se tramita en el Automovil Club Argentino.

Recorrimos lo que pudimos en una semana, poco tiempo para conocer todos los tesoros escondidos en la isla más grande del Mediterráneo. Nos quedamos 2 noches en Palermo, 1 noche en Agrigento, 1 noche en Módica y 2 noches en Siracusa. Visitamos Trapani, Ragusa y Noto. 7 días y 6 noches en total.

Cruzamos con el auto el estrecho de Messina en Ferry y seguimos nuestra ruta por la costa occidental de Italia hasta Roma, donde devolvimos el auto.

Mejor época para visitar Sicilia

Sicilia es un destino ideal para visitar durante todo el año ya que tiene clima mediterráneo. Y al ser una isla, con muchos kilómetros de playa es una buena opción para ir en el verano aunque debo decirte que hace bastante calor. La temperatura máxima promedio de Sicilia es 29°C en julio y de 12°C en enero.

Como la mayor parte de Europa, la mejor época para viajar a Sicilia es en los meses más templados: abril, hasta mediados de junio, o desde mediados de septiembre hasta fines de octubre. 

Nosotros estuvimos en Sicilia la primer semana de junio. Nos tocó un clima espléndido, con sol a pleno, pero bastante caluroso. La temperatura no bajaba de los 32° todos los días.

Marzameni, Sicilia
El pintoresco pueblo pesquero de Marzameni, Sicilia

Sicilia es un destino ineludible, aunque misteriosamente relegado. Un mundo aparte, que asombra y deslumbra a todos sus visitantes sin excepción. Su voluptuoso territorio acumula ruinas arqueológicas, playas paradisíacas, templos griegos, mosaicos bizantinos, catedrales barrocas, enérgicos volcanes y ciudades color sepia.

Recorrido de 7 días – 6 noches por Sicilia

¿Querés saber más sobre este destino impactante?

No te pierdas los tres episodios del podcast de Destinos&Maletas exclusivamente dedicados a Sicilia.

Alguna vez escuche decir que Sicilia no es Italia, es Sicilia.

Presa de la ignorancia que adolecemos los turistas, no comprendí la verdad de esas palabras hasta que mi existencia se fundió con el espíritu de la isla mediterránea.

La memoria de grandes imperios quedó grabada en sus desordenadas calles, una armonía urbana que se coló por mis venas extranjeras. Siglos de historia inundaron mi sangre. 

Sicilia seduce con encanto decadente.

Esta tierra reclamada por grandes potencias, regala su insolente belleza a quienes esten dispuestos a descubrir sus virtudes, tan soberbias como simples. Intensa por donde la mires, dueña de un manojo de crónicas tejidas a lo lardo de los siglos y construida con la grandeza de los imperios que la conquistaron, Sicilia es una arrebato de pasiones.

Griegos, romanos, árabes, normandos y españoles dejaron su huella en este retazo de tierra que surge en medio del mar. Playas, tesoros, gastronomía, templos, volcanes y leyendas. La caótica receta de un destino imperdible: Sicilia.

Nada te prepara lo suficiente para anticipar el impacto de estar frente a él.

Ni las miles de fotos admiradas que seguramente viste durante años. Ni las repetidas películas de Hollywood o los documentales de National Geographic.

El monumental anfiteatro romano se filtra por tu mirada sorprendida y llega con fuerza al torrente sanguíneo. El corazón se desboca y las piernas se paralizan.

A veces, muchas veces, los ojos se ahogan en un mar de emoción por poder admirar este símbolo inequívoco de la grandeza de un imperio

DATOS HISTORICOS

El Coliseo se usó por casi 500 años. Durante los primeros siglos se realizaban peleas de gladiadores y otros espectáculos: religiosos, recreaciones de batallas, obras de teatro y eventos populares, como la caza de animales, donde se usaban una gran variedad de bestias salvajes importadas de Africa: leones, jirafas, leopardos, cocodrilos, etc. Se representaban en escenarios con árboles y edificios móviles. En la Edad Media dejó de usarse para esos fines, sirvió como fábrica, sede de una orden religiosa, fortaleza y cantera. De sus ruinas se extrajo abundante material para la construcción de otros edificios romanos, hasta que fue convertido en santuario cristiano, en honor a los mártires del cristianismo. 

EDIFICIO

Las obras del Anfiteatro Flavio (nombre original) empezaron bajo el mandato del emperador Vespasiano, entre 70 y 72 d.C. Su nombre refiere a la dinastía Flavia, familia de los emperadores que lo construyeron. Fue llamado Coliseo por una inmensa estatua, el Coloso de Nerón, que estaba cerca y fue destruída.

VISITA

Lo mejor es comprar la entrada anticipada por la web oficial https://parcocolosseo.it (evitar usar otras páginas que hacen reventa, porque son más caras). Hay varios tickets disponibles, te recomiendo el que incluye la visita a la arena. Tiene un precio de €22 y puede usarse por 48 hs. La diferencia con el ticket básico (€16) no es tanta y vale mucho la pena internarse en las entrañas del edificio, sobre todo para los amantes de la historia. Incluye el tour guiado en español y fue un gran acierto.

En todos los casos, el billete incluye la entrada al Foros Romana y el monte Palatino.

El Coliseo por dentro

Actividades recomendadas en Roma★ RESERVÁ AHORA TU LUGAR

Excursiones desde Roma

No te pierdas los tres episodios del podcast de Destinos&Maletas exclusivamente dedicados a la ciudad eterna.

Roma es eterna. Pero con buena organización y ganas de caminar se puede recorrer sus principales rincones en un par de días. En este artículo te dejo mis 10 preferidos.

La conocí treinta años antes de verla por primera vez. Su nombre me llegó en un pequeño libro que procuraba mantener sus fugitivas hojas dentro del ajado lomo. «Las mejores leyendas de la Antigua Roma» anunciaba la deslucida portada, colmada de imágenes semidesnudas que intentaban acaparar el protagonismo visual del lector. Lo abrí al azar. Una foto sepia mostraba una imagen extraña: dos pequeños amamantándose de una loba. «Rómulo y Remo: el nacimiento de Roma» rezaba el titulo. Empecé a leer la historia. Entonces me enteré que existía una ciudad llamada Roma, corazón de un fastuoso imperio desaparecido, que había conquistado mucho mas que tierras.

Así fue como, en el nido de mi infancia, nació mi amor por esa ciudad, tan platónico como lejano. 

Llegué a Roma envuelta de historias. Héroes mitológicos, dioses temperamentales e imborrables hazañas de grandes emperadores. Cargaba una inmensa valija de ropa sin usar y sueños acumulados durante 3 décadas de vida. Ya no era la nena que se maravillaba con una leyenda, era una mujer estrenando los 40, empapada del calor primaveral y con la intriga a flor de piel. 

Nuestra química fue veloz, con la urgencia de conocernos sin demoras. Desde aquel primer encuentro nos vimos muchas veces. Nos abrazamos sin pudor. Lloramos juntas y nos reímos hasta el delirio. Nos hicimos confesiones íntimas y con el alma estrujada nos despedimos, deseando que el tiempo separadas sea fugaz. 

Hoy, diez años después, el flechazo repentino se convirtió en adoración inequívoca, una pasión sin tregua. 

Roma es mi lugar en el mundo. Caótica, ruidosa y desordenada. Sofocante e imponente. Guardiana de historias y tesoros invaluables. Antigua y por momentos descuidada. Gloriosa sin esfuerzos. 

Roma, la que me arranca sonrisas inesperadas y eriza mis capilares con la sonoridad de su nombre. Roma, la que me emborracha de amor.

Mi lugar en el mundo: Roma

Roma es mi lugar en el mundo y no me canso de decirlo. Lo repito y lo escribo cada vez que puedo (si el contenido del post me lo permite) con la inagotable esperanza de que el universo siga conspirando a mi favor, llevándome de regreso a ella, una y otra vez. 

Fui a Roma seis veces, es la ciudad europea que más conozco. Sin embargo, creo no haber hablado lo suficiente de ella, al menos no como se merece. Por eso decidí homenajear a mi gran amor en este post y desgranar con profundidad mis paseos y lugares preferidos.

Voy a hablar de mi TOP 10 de Roma. No los elegí por su popularidad turística, sino porque, sencillamente, me gustan. Cómo dirían los tanos «perche me piace». 

Algunos son lugares llenos de historia y arte. Otros son ridículamente mundanos. Pero todos tienen un punto en común: mi emoción. Cada uno de ellos me regaló momentos de intenso placer, cultural o banal. Porque algo tan superficial como comprar una cartera linda a buen precio, también es para mí, parte del disfrute de viajar.

  1. Campo dei Fiori
  2. Via Cola di Renzo
  3. Mercato Via Sannio
  4. Villa Borghese
  5. Piazza Navona
  6. Jardín de los Naranjos
  7. Via Margutta
  8. Panteon
  9. Trastevere
  10. Fontana di Trevi
  1. CAMPO DEI FIORI

Esta famosa plaza romana, ubicada en el ajetreado barrio Parione, muta todos los días. Amanece con un bullicioso mercado y se convierte en un animado polo gastronómico por la noche. La transformación funciona sin fisuras.

Bajo la luz del sol, Campo dei Fiori explota de colores, olores y sabores. tumulto de puestos callejeros que ofrecen un poco de todo. Los turistas pululan entre los sombreros, las pashminas, las camperas de cuero, las carteras y los productos gastronómicos que se puede llevar en el avión: mucha pasta marquetinera de formas bizarras, aceites de oliva, frascos con pastas de aceitunas, trufas y otras delicias. Los romanos van a buscar frutas y verduras frescas. Y por supuesto las flores, que dan el nombre a esta transitada feria romana. El mercadillo funciona de lunes a sábados, desde las 7 hasta las 13.30 hs.

Al atardecer, las luces anuncian la llegada de la otra faceta de esta plaza. Los bares, pubs y restaurants se preparan para recibir a los clientes. En lo personal no es uno de mis lugares preferidos para comer, ya que está completamente preparado para extranjeros.

En las calles cercanas a Campo dei Fiori, se multiplican los comercios de todo tipo. Perderse por esta zona de la ciudad tiene recompensas inolvidables. 

DATO HISTÓRICO: esta zona se pavimentó en 1456. La plaza se convirtió en un centro de actividades comerciales y culturales. También se realizaban las ejecuciones públicas, como la del filósofo Giordano Bruno, que fue quemado vivo por hereje en el 1600. La estatua de la plaza representa su figura.

  1. VIA COLA DI RENZO

Esta avenida esta muy cerca del Vaticano. Nace en la Piazza della Libertá y termina en la Piazza del Risorgimiento. A lo largo de su extensión podrás encontrar muchísimos locales de las marcas más conocidas en Italia. Pero lo interesante son los puestos callejeros que se instalan en las esquinas, donde venden souvenirs, pañuelos, zapatos, anteojos de sol, ropa interior y algunas chucherías más. Si tenés tiempo, está bueno caminar un poco (20 cuadras) hasta el Mercato Trionfale. Sobre la Via Andrea Doria también suele haber puestos donde se consiguen cosas muy interesantes! Cada vez que voy a Roma consigo alguna ganga: un par de zapatos comodín por €7, una cartera divina por €10 o un trench con mucha onda por €5.-

  1. MERCATO VIA SANNIO

Este es un mercado callejero que abre de lunes a sábados. Está muy cerca de la Basílica San Giovanni in Laterano. Hay varios puestos que venden cosas nuevas y en la parte de atrás hay un mercado de ropa usada. La oferta es de ropa, principalmente, pero hay muchísima variedad de carteras, cinturones, valijas, etc. Buen lugar para conseguir ofertas. No te olvides de regatear el precio!

  1. VILLA BORGHESE

Llegamos a Villa Borghese aturdidas por el infernal calor del mediodía romano. En los meses cálidos, Roma se convierte en un gigantesco horno humano, multiplicando la temperatura del ambiente de una manera exponencial.

Lo único que queríamos en ese momento era un poco de aire fresco, una sombra protectora donde escondernos del sol violento que arrasaba la ciudad. Entonces me acordé de Villa Borghese, uno de los pendientes que no llegué a ver en mi primer viaje. 

Villa Borghese se materializó ante nosotras como un oasis en medio del desierto de Roma. Descansamos bajo sus arboles, caminamos en medio del verdor de sus jardines, admiramos sus fuentes, esculturas y templos y esperamos la levedad del atardecer al lado del lago mientras jugábamos como dos nenas en la plaza. Aquella tarde de travesuras compartidas con mi amiga en Villa Borghese dejó una huella imborrable en mi mapa romano.

Lago en Villa Borghese

DATO HISTÓRICO: este gran pulmón urbano comenzó a surgir en 1605, cuando el cardenal Borghese quiso transformar la zona de viñas en un inmenso jardín. En 1902, acuciada por problemas económicos, la familia Borghese vendió el edificio principal con su contenido al Estado italiano. Los jardines fueron abiertos al público en 1903. El gran parque tiene 9 entradas. Desde el monte Pincio, podes admirar una de las mejores vistas de  de Roma.

La Galería Borghese es un museo que guarda algunas obras de arte, como esculturas del genial Bernini (El rapto de Proserpina es soberbia) y cuadros de Tiziano, Rafael y Caravaggio. Es aconsejable reserva la entrada por internet, porque suele haber mucha gente para entrar.

  1. PIAZZA NAVONA

Los vendedores ambulantes se mezclan con las turbas de extranjeros agolpados alrededor de la gran fuente, ansiosos de guardar una buena foto con las descomunales figuras. Mientras tanto un músico suaviza el barullo con acordes delicados, en un desesperado llamado de atención. Pintores que despliegan sus lienzos improvisados a la pesca de algún turista con repentina vocación de modelo. Mozos con delantales impolutos seducen con estudiadas sonrisas a los caminantes, tentándolos con deliciosas pastas maquilladas para la foto. Una pareja se besa para la posteridad, prometiéndose amor eterno bajo la sombra de la imponente iglesia.

Retazos de historia que conviven en este gran espacio urbano, un oasis con aire barroco, donde la mística flota sobre sus adoquines lustrosos. Piazza Navona es uno de los grandes imperdibles de la ciudad.

Piazza Navona

Pero es, por sobre todas las guías turísticas, mi plaza preferida de Roma.

DATOS HISTÓRICOS: Piazza Navona se ubica sobre el antiguo Stadium de Domiciano, un estadio para competencias deportivas y combates de gladiadores de la Antigua Roma, construido en el 85 d.C. Bajo el papado de Inocencio X, la plaza adquirió su diseño barroco y se construyeron las fuentes, la iglesia de Santa Inés en Agona y el Palazzo Pamphili. 

LAS FUENTES: la más importante, la Fontana dei Quattro Fiumi (Fuente de los 4 ríos) es una obra del genial Bernini. Representa los 4 grandes ríos del mundo conocidos por entonces; NIlo, Ganges, Danubio y Rio de la Plata. Las otras dos fuentes, en los extremos de la plaza, son la Fontana di Nettuno y la Fontana del Moro.

OBELISCO: mide 17 mts y fue construido en Egipto por orden del emperador Domiciano. 

LEYENDA URBANA: se dice que Bernini esculpió la Fuente de los Cuatro Ríos frente a la Iglesia de Borromini (su archienemigo) con alevosía. La escultura del hombre de la Plata está con el brazo levantado como si la fachada de la iglesia se fuera a derrumbar. Y la estatua del Nilo tiene los ojos cubiertos como si no quisiera ver la «horrenda» Iglesia de Borromini. ¿Conocías esta leyenda?

  1. JARDÍN DE LOS NARANJOS 

En la cima del Aventino, una de las 7 colinas que rodean Roma, se esconde el Giardino Degli Aranci, un parque repleto de naranjos y pinos, que regala una de las vistas más espectaculares de la ciudad. Lo ideal es ir al atardecer. Ver caer el sol sobre los edificios teñidos de mil dorados y ocres es un espectáculo impagable. La paz de este lugar le da el toque mágico a una escena deslumbrante.

Vusta desde el Jardín de los Naranjos

A muy pocos metros del jardín, podrás encontrar una de las curiosidades de Roma: una cerradura. Se trata de la puerta del Priorato de Malta. A través de ella se puede ver con claridad la cúpula de la Basílica de San Pedro.

  1. VIA MARGUTTA

Cada uno de sus escasos 500 metros de largo tienen un encanto propio. Esta pequeña calle casi oculta del barrio Campo de Marte, tiene un encanto imposible de explicar. Repleta de galerías de arte, historias de películas y hogares de famosos, caminar lentamente por Via Margutta, es uno de mis placeres en Roma. Dos veces al año, en otoño y otra en primavera, se realiza una muestra artística sobre Via Margutta, donde diferentes artistas exponen sus obras, que pueden conseguirse a buen precio. 

DATO HISTÓRICO: esta calle fue uno de los escenarios del clásico del cine «Vacaciones en Roma» protagonizada por Gregory Peck y Audrey Hepburn. Imperdible la Fuente de los Artistas en la que Audrey se refrescaba mientras filmaban la película, allá por junio del 53. Grandes artistas como Picasso, Fellini y Puccini vivieron aquí. 

  1. PANTEÓN

Sus imponentes 1800 años de historia me contemplaban con merecida soberbia. El Panteón me interpeló con violencia, ostentando su poderosa grandeza acumulada a lo largo de los siglos. 

Entre sus poderosas columnas habían caminado emperadores romanos, dictadores fascistas y reyes europeos. Y ese día, caminé yo.

Atravesé el pasillo muy despacio. Mareas de turistas apurados me zarandeaban con prisa, pero mi mente estaba ajena al tumulto humano. Absorbía con premeditada lentitud lo que mis ojos veían. Inmensos pilares me apabullaron con su presencia, haciéndome sentir diminuta. Entonces llegué a su interior y la emoción contenida me desbordó sin vergüenza. La magnitud de la cúpula se me nubló de lagrimas y el rayo de sol que destrozaba la penumbra, atravesó mi alma sin compasión. 

El imponente Panteón romano

Me quedé un rato largo admirando su magnifico cuerpo hasta que mi asombro se aquietó y pude seguir camino. Hoy, 10 años después de nuestro primer encuentro, el Panteón me sigue conmoviendo y cada vez que nos vemos, la emoción vuelve a sacudirme como aquella cálida tarde de junio.

DATOS HISTÓRICOS: el Panteón se salvó de la destrucción en la Edad Media gracias al papa Bonifacio IV, que lo convirtió en iglesia cristiana (Santa María de los Mártires) en el año 608. Es el primer caso de un templo pagano convertido al cristianismo y el único edificio de la Antigua Roma que permaneció intacto y en uso ininterrumpido. Se construyó en el lugar de un templo encargado por Marco Agripa. Fue terminado por orden del emperador Adriano en el año 126. Casi dos mil años después de su construcción, la cúpula del Panteón sigue siendo la cúpula de hormigón sin armar más grande del mundo. 

TUMBAS: en su interior yacen los restos de Rafael, el rey Victor Manuel II, su hijo y su esposa.

  1. TRASTEVERE

Auténtico y bohemio. Sonoramente tranquilo. Sus infinitas paredes ocres conquistadas por hiedras invitan a pasear con calma. Lejos de los apuros que generan las ruinas del antiguo imperio en los corazones de los turistas, el Trastevere espera con paciencia la visita de quienes buscan unas horas de refugio al agobiante ritmo impuesto.

En sus imperturbables calles serenas, el aire de Roma fluye con placidez y el tiempo se desacelera. Los minutos se desvanecen como un bálsamo espeso, invitándote a recorrerlo sin prisa, a descubrir el perfume de sus cocinas y los colores de su alma.

Cuando el sol da paso a la luna, el barrio empieza a transformarse. Extranjeros y romanos lo invaden descaradamente, en búsqueda de una buena cena. Los puestos callejeros se materializan por arte de magia y el bullicio sacude su tranquilidad por unas horas. Horas después, el ciclo se reinicia.

El Trastevere vuelve a ser sosiego, mi barrio preferido de Roma.

QUÉ VER: el Trastevere (detrás del Tiber) se encuentra del otro lado del río. Deberás cruzar el Ponte Sisto, desde donde se puede contemplar una de las mejores puestas de sol de Roma. El corazón del barrio es la Piazza Santa Maria. La Basílica de Santa Maria del Trastevere es exquisita. 

DONDE COMER: siempre recomiendo Tonnarello (mi preferido) y la gelateria Fior di Luna.

  1. FONTANA DI TREVI

Nos conocimos de día, bajo el azote cálido del sol primaveral. Ella, rodeada de impacientes turistas apiñados para verla de cerca. Yo, sola en una ciudad eterna.

La desordenada tribu cosmopolita se agolpaba con frenesí a su alrededor. Un collage de idiomas que componían la ruidosa multitud hacinada. Algunos luchaban a empujones para llegar a su lado y retratarse junto a la estrella de la ciudad. Otros cumplían sin demoras el ritual de las monedas, que se hundían en el agua junto a sus deseos de amor. 

Mientras tanto yo la contemplaba en silencio. No tenia con quién hablar, aunque a veces la soledad potencia la emoción, que bulle en el interior de las vísceras ante la dicha del sueño cumplido. Escuchaba su ronroneo acuático, que se mezclaba con los gritos de la gente. Las figuras mitológicos me abrazaban con su blanca perfección y yo me perdí en la belleza de sus formas.

La noche antes de partir fui a saludarla. Quería despedirme de ella. Entonces no sabía si la volvería a ver. Su esplendor me tomó por sorpresa. La ciudad desierta y el silencio de la noche desnudaban la potencia de su hermosura. Me enamore de ella sin condiciones. Nos separamos en medio de un abismo de tristeza, con la promesa febril de volvernos a ver. 

Mi primer despedida de la Fontana di Trevi

DATOS HISTÓRICOS: la fuente está en el cruce de tres calles (tre vie), marcando el punto del Acqua Vergine, uno de los antiguos acueductos que suministraban agua a Roma. Se construyó entre 1732 y 1762. Las estatuas representan a la Abundancia y de la Salubridad. Hay dos  hipocampos, uno calmado y otro furioso, que simbolizan las dos facetas del mar. La figura central es Neptuno, el dios del mar.

Fontana di Trevi
Fontana di Trevi

★Actividades recomendadas en Roma★ RESERVÁ AHORA TU LUGAR

Escapadas desde Roma

No te pierdas los tres episodios del podcast de Destinos&Maletas exclusivamente dedicados a la ciudad eterna.

Tips para conocer algunos de los lugares no tan turísticos de Roma

Durante la eterna cuarentena argentina, me dediqué a hacer vivos compartidos en mi cuenta de Instagram (@destinosymaletas). No fue una idea demasiado original… durante estos interminables días de encierro, a veces desquiciante, el 90% de los que tenemos cuenta en esa red social, nos abocamos con desmedida intensidad a generar este tipo de contenidos.

En mi caso en particular, lo hago con el objetivo de informar y entretener a mis seguidores, acompañarlos y ayudarlos a pasarla un poco mejor, mientras seguimos soñando con los viajes, incluso desde el pesado aislamiento que debemos cumplir.

«EL LADO OCULTO» es una serie de charlas en las que hablamos de diferentes destinos europeos, desde una mirada local y menos turística. En cada episodio me acompaña un invitado/a especial, personas que viven o vivieron en ese lugar, o que la han visitado varias veces y tienen un conocimiento mayor al de un turista de a pie. Podes encontrar todas las grabaciones de los vivos en mi canal IGTV.

El monumento a Vittorio Emanuelle conocido como Il Vittoriano

Este post fue escrito gracias a la información que nos brindó Eugenia Vignolo (@eugevignolo), quién vivió durante 9 meses en Roma y compartió con nosotros sus recomendaciones.

ESCAPADAS DE 1 DIA

TIVOLI: se encuentra a unos 33 km de Roma, viaje de 1 hora en tren. En Tivoli podés visitar:

  • Villa D´Este: una obra maestra de la arquitectura italiana con un espectacular órgano de agua.
  • Villa Adriana: se trata de la «casa de fin de semana» del emperador Adriano, construida en el siglo II. 
  • Villa Gregoriana: un inmenso parque con bosques y senderos, cuevas y cascadas.

CIVITA DI BAGNOREGIO: a unos 120 km de Roma, este pueblo conocido como il paese che muore (el pueblo que muere) es un secreto que pocos turistas conocen. Tiene solo 10 habitantes fijos durante todo el año! Enclavado sobre un colina, aislada de la voragine turística que invade Italia, es un destino que vale la pena conocer!

PLAYAS CERCANAS

  • Nettuno: pequeña ciudad medieval con playas 
  • Anzio: playas amplias, de arena a menos de 1 hora de Roma 

MEJOR PIZZA AL TAGLIO

  • Pizza House: Via Cavour, 51

MEJOR GELATO

  • Venchi Cioccolato e Gelato: hay varios locales en Roma
  • Bar Brasile: Piazza Venezia, 5

MEJOR PASTA

  • Da Tonino – Trattoria Bassetti: Via del Governo Vecchio, 18-19
  • Taverna del Seminario: Via del Seminario, 105
  • Tonnarello: Via della Paglia, 1/2/3

LUGARES PARA SALIR DE NOCHE

  • The Highlander Pub Rome 
  • Nags Head
  • Shari Vary
  • Scoolars 
  • Trinity Collage 
  • Nice (en las afueras)

PARA COMPRAR BARATO

  • Vía Cola di Renzo: (muy cerca del Vaticano) además de ser una zona comercial importante, hay muchos puestos callejeros que venden zapatos, ropa, accesorios a buen precio.
  • Mercato Via Sannio: si quieres comprar carteras, accesorios, valijas, ropa usada, es una gran opción! Me encanta este mercado porque no es muy concurrido por turistas. Acordate de regatear SIEMPRE! Lo encontrás a pocos metros de la salida del metro San Giovanni, muy cerca de la imponente Basílica di San Giovanni in Laterano, y está abierto de lunes a sábado.

★Actividades recomendadas en Roma★ RESERVÁ AHORA TU LUGAR

Escapadas desde Roma

No te pierdas los tres episodios del podcast de Destinos&Maletas exclusivamente dedicados a la ciudad eterna.

Para muchos La Toscana es sinónimo de sol, vinos y colinas.

Típico paisaje toscano

Los hombres, decididos a degustar cuanto jugo de uva se le cruce por adelante, se entregan a ciegas y sin condiciones, al delirio de placer que estas tierras generan en el espíritu humano.

Las mujeres (mejor dicho un alto porcentaje de nosotras) aterrizamos con la ilusión de cruzarnos con un adorable vendedor inmobiliario de nombre Martini, con ojos amables, dispuesto a ayudarnos a restaurar una villa donde poder sanar nuestras recientes heridas. O quizás soñamos con conocer al infartante Marcello y que, presas de un impulso de amor, nos aventuremos hasta la espléndida Positano.

¿Pero sabés qué? La realidad, una vez más, supera la ficción.

Limitar el encanto de este lugar con la promesa de un par de hombres pintones es conformarse con poco y subestimar su divinidad. La publicidad trillada y el cliché cinematográfico quedan reducidos a la nada misma, cuando tus sentidos, despeinados por la brisa fresca y abrumados por la anarquía insuperable de un paisaje pintado con arte divino, se despliegan ante el infinito derroche de belleza de esta región italiana.

La Toscana es un paraje bendecido, uno de esos lugares donde la buena energía vibra a una frecuencia única y flota a tu alrededor, envolviéndote en un halo de alegría, simple y sin segundas intenciones. Te regala fortuna sin pedir nada a cambio y vos te sentís un millonario por recibir sus maravillas sin límites, porque lo sentís en el corazón.

Eso es lo que siento cada vez que paseo por sus rutas ondeadas, que se abren paso en un collage entramado de infinitos verdes, cuando me pierdo por las calles desordenadas de alguno de sus preciosos pueblos medievales, cuando una lágrima de felicidad sincera se me escapa ante semejante magia celestial.

Lo siento en esos instantes de perfección, cuando me siento protegida por un escudo mágico, donde nada malo puede pasar. Una especie de inframundo creado por un sol eterno, colinas aterciopeladas, vinos espléndidos, casonas soberbias y un aire que cura todas las penas del alma. 

SIENA

A tan sólo 73 kilómetros de Florencia, su eterna archi-enemiga aún la desafía, insolente y orgullosa.

Tapizada de ese color tan típico de ella, Siena es, sencillamente, exquisita. Detenida en el tiempo, permanece intacta, como en el siglo XIII, cuando competía contra Florencia por el poderío económico, cultural, artístico y político. En 1555, después de 18 meses de resistencia, se rindió a Florencia, marcando el final de la República de Siena. 

Mis preferidos de Siena

El DUOMO es algo de otra galaxia. A diferencia del de Florencia (apabulla por fuera, un poco flojo en su interior), el de Siena no tiene desperdicio. Es fastuoso por fuera y por dentro! Para entrar a la catedral hay que pagar entrada, una de las opciones incluye la visita a la CRIPTA y el BAPTISTERIO DE SAN JUAN. Los dos son magníficos!

PIAZZA DEL CAMPO: el alma de la ciudad. Una plaza particular, con forma de abanico, dividida en 9 partes, símbolo de los Noveschi, los nueve que gobernaron Siena en su esplendor medieval. Justo frente al Palazzo Pubblico, encontrás la Fonte Gaia (Fuente de la Alegría).

PALAZZO PUBLICO: fue la sede gubernamental de la ciudad. Hoy es un museo donde podrás admirar cuadros antiguos, frescos y esculturas de la historia de Siena.

TORRE DEL MANGIA: en el mismo Palazzo Publico se alza la preciosa “Torre del Mangia”, un campanario de unos 100 metros. Se puede subir (hay que pagar entrada). Apta para personas con un mínimo estado físico y que no sufran de vértigo, las escaleras son estrechas y empinadas! La vista panorámica de toda la ciudad de Siena y de los campos de los alrededores es maravillosa.

Torre del Mangia

★ Comer PANFORTE, el exquisito dulce típico de Siena, hecho con miel, almendras y frutas secas.

★ Si andas por esos pagos a principios de Julio o mediados de Agosto, no podés perderte el famoso PALIO DE SIENA. Se trata de una antigua manifestación popular que se realiza desde el 1644 y es, básicamente, una carrera de caballos en la que compiten los diferentes barrios sieneses. Ambos palios se celebran durante 4 días en la Piazza del Campo. Las casacas de los jinetes se decoran con los colores representativos de cada uno de los barrios.

LUCCA

Los toscanos tienen rivalidades de todos los colores: históricas, artísticas, gastronómicas, culturales y otras menudencias. Pero hay algo en lo que todos coinciden, sin controversia alguna. Cuando le preguntás a cualquiera de ellos cuál es la ciudad toscana, la respuesta es unánime: LUCCA.

Esta magnífica ciudad fue una república independiente durante 500 años (hasta 1847) y se mantuvo ajena a la destrucción de la guerra. Famosa por su intacta muralla del siglo XVI, que mantuvo protegidos sus tesoros medievales y patrimonio artístico, Lucca conserva su magnético esplendor, forjado en la edad Media, cuando rivalizaba económica y comercialmente con Pisa y Florencia, por su gran producción y comercio de tejidos, sobre todo la seda oriental.

QUÉ VER EN LUCCA:

LA MURALLA: con 4,5 km de largo, estos antiguos muros de 12 mts. de altura fueron convertido en un precioso paseo público que se puede recorrer a pie o en bicicleta. El mejor horario para recorrerlo es al atardecer.

DUOMO DE SAN MARINO: casi un calco de la Catedral de Pisa.

Duomo de Lucca

VIA FILLOLUNGO: la principal calle comercial que atraviesa el casco medieval de la ciudad.

PIAZZA ANFITEATRO: la hermosa plaza elíptica, construída sobre un anfiteatro romano del siglo II.

PALAZZO Y TORRE GUINIGI: del siglo XIV, actualmente alberga el Museo Nacional. Se puede subir a la torre pero… ATENTI con la subida! Como suele pasar en la mayoría de este tipo de edificios medievales, las escaleras son extremadamente angostas y empinadas. Las vistas panorámicas, supremas!

TORRE DEL RELOJ: la más alta de Lucca, data del siglo XIII.

PALAZZO DUCAL: actual sede del gobierno local. Se ubica en la Plaza Napoleón, construido sobre las ruinas de una fortaleza del siglo XIII.

PARA COMER: casi enfrente a la casa donde nació el músico Puccini, encontrás la Ostería Tosca, el lugar perfecto para un buen plato toscano!

SAN GIMIGNANO

Llegamos a San Gimignano con mi amiga, por orden del fiorentino que nos hospedaba en su casa, una de las gratas sorpresas que nos regaló Coachsurfing (en ESTE POST te cuento cómo descubrí esta plataforma).

Andrea, nuestro anfitrión, fue contundente con su recomendación acerca de este impactante pueblo Toscano: TIENEN QUE IR! nos aseguró, aunque su tono sonaba más a amenaza que a sugerencia… Lejos de molestarnos, aún hoy le agradecemos la firmeza con que nos habló aquella mañana de primavera, mientras desayunábamos los tres en su pequeña cocina blanca.

Alguien la bautizó, acertadamente, como la Manhattan medieval.

Vista de San Gimignano desde la ruta

La imagen de sus imponentes torres, recortadas sobre un horizonte de ondulantes colinas perfectamente diseñadas, rodeado de viñedos y custodiado por una multitud de cipreses toscanos, fieles guardianes de esta visión surrealista, impacta tanto como la imponente silueta neoyorquina. 

San Gimignano está en mi lista de los lugares que mevolaronlapeluca! También conocido como la Ciudad de las Mil Torres, este pequeño pueblo medieval, afortunadamente intacto, es algo fuera de serie. 

Durante la Edad Media se convirtió en una de las comunas más ricas de la Toscana, gracias al comercio de azafrán principalmente. Aún se mantiene la muralla que la protege desde el siglo XIII.

La gran contra de San Gimignano? está colapsada por el turismo (al menos así era antes de la pandemia…), si querés conocerla trata de llegar bien temprano a la mañana, antes de que los micros empiecen a invadirla.

Mis preferidos de San Gimignano

★ De las 72 torres originales, verdaderos rascacielos medievales, sólo quedan 14. La construyeron las familias más poderosas de pueblo, competían para ver «quién la tiene más grande»… La más alta es la TORRE GROSSA, de 54 mts (para subir hay que pagar entrada, la vista es fabulosa pero se puede admirar el paisaje desde otros puntos y gratis) y la más antigua es Torre Rognosa, construida en el 1298.

★ Cruzar la PORTA SAN GIONVANNI y caminar por la calle principal te remonta sin escalas a siglos atrás. 

★ En la PIAZZA DELLA CISTERNA encontrarás una multitud haciendo cola frente a un pequeño local. Se trata de la GELATERIA DONDOLI, ganadora en varias oportunidades del título «mejor heladería del mundo»

★ En la PIAZZA DEL DUOMO se encuentra la COLEGIATA DE SANTA MARIA ASSUNTA, merece entrar a ver sus frescos. 

★ Si seguís caminando un poco mas, después de una leve subida, te espera una vista descomunal!

Con mi amiga, arriba de una de las torres de San Gimignano

★ Si te da el presupuesto, invertí unos mangos en una botella del Vernaccia di San Gimignano, el típico vino blanco, seco, con olor frutado, que se cultiva en este lugar y que está considerado uno de los más finos de Italia.

PIENZA Y CORTONA

Las dos se hicieron famosas por películas. Una, en 1968, gracias a la eterna obra de Shakespeare: Romeo y Julieta. La otra, en 2003, por una comedia pasatista que enamoró, principalmente, a mujeres de todo el mundo.

Más allá de su fama cinematográfica, Pienza y Cortona son dos paradas interesantes para hacer en un recorrido por La Toscana.

Un bar cualquiera en una calle de Pienza

En estas dos pequeñas ciudades toscanas no necesitas mapa, al contrario, dejarte llevar por donde te guien tus pies es el mejor programa que podes hacer.

Vas a pasar, necesariamente y aunque no quieras, por sus iglesias principales y algunos sitios de interés, pero nada se compara con la sensación de vagar libremente por sus calles.

Algunos datos interesantes

★ En mi opinión, PIENZA nos regala LA MEJOR VISTA DE TODA LA TOSCANA. Esta joyita se encuentra en el corazón del Val D´Orcia, la parte más linda de esta región tan maravillosa (habrá una parte fea…???). Condenada a una segura destrucción y abandono absoluto, la suerte de esta pequeña ciudad cambió por completo en 1458, cuando un tal Enea Piccolomini se convirtió en el Pío II. Resulta que el Papa, en uno de sus viajes por Italia, que pasó por su ciudad natal y la encontró en total decadencia. Decidió entonces reconstruirla completamente. Contrató al arquitecto Rossellino que, en 4 años, creó una ciudad nueva, bella y armoniosa, digna de una escenografía histórica. Desde entonces permanece casi igual y en 1996 fue declarada Patrimonio de la Humanidad.

CORTONA es la población de origen etrusco más antigua de la región, se remonta al siglo V a.c. Sus principales edificios son: el Duomo, el Palazzo Comunale, el Palazzo Fierli-Petrella, el Hospital de la Misericordia y las iglesias de San Francisco, Santa Margherita da Cortona y San Nicolò. 

Con Mujeres&Maletas en Cortona, septiembre de 2019

AREZZO

En nuestro viaje de Mujeres&Maletas de 2019, una de las viajeras me hizo un pedido especial. Quería visitar Arezzo, el escenario de la inolvidable «La vita e bella», la conmovedora película italiana que, a ella, la había emocionado profundamente.

Yo la tenia pendiente hace un tiempo, pero por cuestiones logísticas todavía no había logrado pisarla. Fue entonces, el momento perfecto para conocerla finalmente.

Arezzo, sin perder la esencia toscana, tiene una identidad particular que la hace distinta a las otras ciudades de la región. Propietaria orgullosa de una historia difícil a lo largo de sus siglos, fue tremendamente golpeada en la Segunda Guerra Mundial. Rica por su próspera fabricación de joyas de oro y dueña de una elegancia particular (que ostenta sin pudor en sus sofisticadas vidrieras comerciales de Corso Italia), Arezzo es una de esas ciudades que, silenciosa y misteriosamente, te marcan y se convierten en un recuerdo imborrable

Lo mejor de Arezzo: se mantiene ajena de las hordas de turistas, a diferencia de Florencia, Siena y San Gimignano. Una gran opción para alojarse y sumergirse por completo en una auténtica experiencia toscana.

Mis preferidos de Arezzo

PIAZZA GRANDE: excéntricamente desprolija, esta plaza irregular e inclinada, conformada por una mezcla desordenada de edificios góticos, renancentistas, romanos y barrocos, resulta ser perfectamente armónica. En ella se celebran todos los eventos importantes de la ciudad. El más famoso es la Giostra del Saracino «Justa del Sarraceno», una evocación histórica medieval que se realiza desde el siglo XIII. La iglesia Santa Maria delle Pieve merece una visita.

Piazza Grande de Arezzo

CATEDRAL DE SAN DONATO: se alza en el punto más alto de la colina de Arezzo.

BASILICA DE SAN FRANCISCO: con frescos de Piero della Francesca.

FORTALEZA DE LOS MEDICI: gran panorámica de la ciudad y un parque precioso!

MEZCLADITO TOSCANO

TERME DI SATURNIA: estas termas naturales, agrestes y un poco alejadas del recorrido habitual (190 km de Florencia) son un belleza espectacular. Piscinas escalonadas, cascadas, aguas a 37 grados y un marco idílico forman un conjunto extraordinario. A favor y en contra (todo junto!): no están explotadas turísticamente, por lo que no hay infraestructura: bares, parking, iluminación ni baños. Tampoco se paga entrada.

PISA: su famosísima Torre Inclinada no necesita mayor presentación. En lo personal, no le encontré mayor encanto a esta ciudad más que admirar la torre y mientras comía el mejor sandwich de atún que probé en mi vida, tirada en el pasto con esa vista suprema. 

MONTEPULCIANO: uno de mis preferidos! Muy pintoresco, vivaz y con un local particular que me resultó inolvidable: la Cantina Ercolani y su Cittá Sotterranea. Se trata de un típico negocio donde venden productos regionales (quesos y salames de pelicula), ofrecen su variada producción de vinos y… de yapa podés visitar una galería subterránea, formada por las bodegas donde se almacenan los vinos para su añejamiento (hay barriles de diferentes tamaños), pequeñas fuentes, 2 tumbas etruscas, las celdas donde se refugiaron los gibelinos, los antiguos pozos, fósiles y algunos elementos de tortura antiquísimos. Un paseo más que interesante! Esta zona se destaca por su vino emblemático: el nobile di Montepulciano.

VOLTERRA: construída en lo alto de una colina y protegida por sus murallas medievales, Volterra guarda celosa su historia de casi 30 siglos de antigüedad. Ruinas etruscas, acrópolis, edificios templarios, termas romanas y el castillo más antiguo de toda la Toscana (Palazzo dei Priori) la convierten en un destino fascinante.

Hay muchos otros lugares para visitar en La Toscana como Monteriggioni, Montalcino, Greve in Chianti, Pitigliano, Castellina in Chianti y mas! Pero por cuestiones de extensión, lo dejamos acá!


Hay situaciones que, cuando viajamos, debemos evitar. 

Claro, es muy fácil decirtelo ahora, después de haberlas pasado… Pero cuando me tocó vivir esta anécdota yo era una viajera inexperta, una verdadera kamikaze que se había aventurado a Europa por primera vez sola y sin demasiada información.

Llegué a Venecia de noche (dos grandes cagadones!). Aterricé en Mestre, el aeropuerto más cercano y por gracia de los astros logré subirme un bus que me dejo en la estación de trenes Santa Lucía. 

Al otro día de aquella primer fatídica noche veneciana.

Agarré mi detestable valijón de 23 kilos, que en ese momento se habían multiplicado y parecían ser una tonelada, y comencé mi desafortunado camino rumbo al hostel.

El paupérrimo mapa que, milagrosamente, pude rescatar en la terminal indicaba que estaba a unos 800 metros de mi destino (nótese que 10 años atrás no existían los celulares con googlemaps).

Es acá nomás me dije ilusa, mientras comenzaba mi caminata.

A los 20 metros de haber salido de Santa Lucía, empezó a diluviar. 

ME ESTÁS JODIENDO! pensé. Decidí ignorar la lluvia. El cansancio y el hambre superaban ampliamente el factor climático.

VAMOS QUE YA LLEGAMOS! me decía para darme ánimos… 

Y entonces, se rompe la manija del valijón maldito! Recórcholis, rayos y centellas, LPMQTP y todo el rosario de insultos que conocía…

El trayecto de 800 metros se transformó en un tortuoso camino que duró media hora, cargando el valijón como podía, de a ratos le hacía upa, cuando me agotaba lo arrastraba de la manija rota. Y así, a velocidad de oruga cuadriplica bajo las cataratas de lluvia fría, conseguí llegar al supuesto lugar donde debía encontrar el hostel que, obviamente, NO ESTABA!

Era casi medianoche. Ahí estaba yo, una verdadera alma en pena con la valija rota, sola en una esquina desierta y oscura de una ciudad desconocida, muerta de cansancio, famélica y chorreando agua.

Mientras reflexionaba si la mejor opción era revolear mi odioso equipaje al agua o tirarme en la calle a llorar, de repente escucho unos pasos a lo lejos… UNA PERSONA! 

Era el primer ser humano que me cruzaba desde que había empezado mi extenuante vía crucis. Conteniendo las ganas de salir disparada a abrazarlo, lo saludo y con una mezcla de argentano básico le muestro el papel donde tenía escrita la supuesta dirección que buscaba.

El señor tano, poniéndome cara de: NENA, QUE BOLUDEZ LO QUE ME PREGUNTÁS me señala para arriba. Y con inmenso alivio veo un cartel con el nombre del hostel. 

Resulta que yo buscaba el número 83 bis, eso significa que es arriba del 83… como no saberlo!?!?!. Sostengo que Italia es lo más del mundo pero lo de la numeración ‟BLUE” me superó completamente .

Piazza San Marco, Venecia.

Moralejas del cuento

De esta cómica (ahora) pero estresante experiencia, mis aprendizajes fueron:

  • NUNCA LLEGAR DE NOCHE A UNA CIUDAD DESCONOCIDA: de día, cuando hay gente en la calle y sobre todo luz, todo se hace más fácil y genera menos complicaciones.
  • EVITAR LLEGAR A VENECIA EN AVIÓN: la mejor forma de llegar a este destino italiano es en tren, desde ahí podés tomar el vaporetto si necesitás llegar al centro de la ciudad.
  • LLEVAR MUCHO EQUIPAJE: nunca es conveniente llevar valijas grandes y pesadas (en mi post de TIPS VIAJEROS te cuento algunos más) pero hay destinos que son particularmente difíciles para moverse con el equipaje. Venecia es, definitivamente, uno de ellos.
  • NO SABER CÓMO LLEGAR A TU HOTEL: ahora todo es más fácil, podemos estar siempre ubicada con las aplicaciones en nuestros teléfonos celulares. Un tip extra que siempre tengo presente, me fijo bien cómo llegar al hotel antes de llegar al destino y me guardo las indicaciones en un anotador o en el celular, por las dudas si no puedo abrir las aplicaciones, o me quedo sin batería o lo que sea!