Hay situaciones que, cuando viajamos, debemos evitar. 

Claro, es muy fácil decirtelo ahora, después de haberlas pasado… Pero cuando me tocó vivir esta anécdota yo era una viajera inexperta, una verdadera kamikaze que se había aventurado a Europa por primera vez sola y sin demasiada información.

Llegué a Venecia de noche (dos grandes cagadones!). Aterricé en Mestre, el aeropuerto más cercano y por gracia de los astros logré subirme un bus que me dejo en la estación de trenes Santa Lucía. 

Al otro día de aquella primer fatídica noche veneciana.

Agarré mi detestable valijón de 23 kilos, que en ese momento se habían multiplicado y parecían ser una tonelada, y comencé mi desafortunado camino rumbo al hostel.

El paupérrimo mapa que, milagrosamente, pude rescatar en la terminal indicaba que estaba a unos 800 metros de mi destino (nótese que 10 años atrás no existían los celulares con googlemaps).

Es acá nomás me dije ilusa, mientras comenzaba mi caminata.

A los 20 metros de haber salido de Santa Lucía, empezó a diluviar. 

ME ESTÁS JODIENDO! pensé. Decidí ignorar la lluvia. El cansancio y el hambre superaban ampliamente el factor climático.

VAMOS QUE YA LLEGAMOS! me decía para darme ánimos… 

Y entonces, se rompe la manija del valijón maldito! Recórcholis, rayos y centellas, LPMQTP y todo el rosario de insultos que conocía…

El trayecto de 800 metros se transformó en un tortuoso camino que duró media hora, cargando el valijón como podía, de a ratos le hacía upa, cuando me agotaba lo arrastraba de la manija rota. Y así, a velocidad de oruga cuadriplica bajo las cataratas de lluvia fría, conseguí llegar al supuesto lugar donde debía encontrar el hostel que, obviamente, NO ESTABA!

Era casi medianoche. Ahí estaba yo, una verdadera alma en pena con la valija rota, sola en una esquina desierta y oscura de una ciudad desconocida, muerta de cansancio, famélica y chorreando agua.

Mientras reflexionaba si la mejor opción era revolear mi odioso equipaje al agua o tirarme en la calle a llorar, de repente escucho unos pasos a lo lejos… UNA PERSONA! 

Era el primer ser humano que me cruzaba desde que había empezado mi extenuante vía crucis. Conteniendo las ganas de salir disparada a abrazarlo, lo saludo y con una mezcla de argentano básico le muestro el papel donde tenía escrita la supuesta dirección que buscaba.

El señor tano, poniéndome cara de: NENA, QUE BOLUDEZ LO QUE ME PREGUNTÁS me señala para arriba. Y con inmenso alivio veo un cartel con el nombre del hostel. 

Resulta que yo buscaba el número 83 bis, eso significa que es arriba del 83… como no saberlo!?!?!. Sostengo que Italia es lo más del mundo pero lo de la numeración ‟BLUE” me superó completamente .

Piazza San Marco, Venecia.

Moralejas del cuento

De esta cómica (ahora) pero estresante experiencia, mis aprendizajes fueron:

  • NUNCA LLEGAR DE NOCHE A UNA CIUDAD DESCONOCIDA: de día, cuando hay gente en la calle y sobre todo luz, todo se hace más fácil y genera menos complicaciones.
  • EVITAR LLEGAR A VENECIA EN AVIÓN: la mejor forma de llegar a este destino italiano es en tren, desde ahí podés tomar el vaporetto si necesitás llegar al centro de la ciudad.
  • LLEVAR MUCHO EQUIPAJE: nunca es conveniente llevar valijas grandes y pesadas (en mi post de TIPS VIAJEROS te cuento algunos más) pero hay destinos que son particularmente difíciles para moverse con el equipaje. Venecia es, definitivamente, uno de ellos.
  • NO SABER CÓMO LLEGAR A TU HOTEL: ahora todo es más fácil, podemos estar siempre ubicada con las aplicaciones en nuestros teléfonos celulares. Un tip extra que siempre tengo presente, me fijo bien cómo llegar al hotel antes de llegar al destino y me guardo las indicaciones en un anotador o en el celular, por las dudas si no puedo abrir las aplicaciones, o me quedo sin batería o lo que sea!

Roma me esperaba pacientemente…

Con una parsimonia acumulada a través de siglos de historia. Su memorable bienvenida comenzó en la frenética estación Términi, un perfecto ejemplo de moderno inframundo desquiciado que contrasta violentamente con colosales anfiteatros, ruinas de foros imperiales, fuentes esculpidas y plazas descomunales.

Todo empezó con la deliciosa experiencia de bajar con mi odioso valijón roto del tren (se me rompió en Venecia, otra imborrable anécdota que te cuento ACÁ). Y eso que tuve mucha suerte! Cuando me debatía en plena lucha libre con el abominable mamotreto de 23 kilos que descansaba plácidamente a 2 metros de altura, en el estante reservado para el equipaje, dos franceses (a los que amé con locura en esos 10 segundos) se ofrecieron a ayudarme y bajármelo.

Empecé a caminar por el interminable andén, sacudida por ráfagas de turistas. Milagrosamente llegué a la estación del metro A.

Y entonces, bingo!!! Las escaleras mecánicas no funcionaban.

Completamente resignada, me dispuse a subir los miles escalones que parecían reproducirse mientras yo los escalaba con mi tortuosa valija a cuestas.

Diez minutos después esperaba el subte con dirección a Anagnina, en un estado absolutamente deplorable. Me caían las gotas de transpiración, había acumulado varias decenas de puteadas tanas y todavía no podía recuperar la respiración que perdí en el tercer escalón.

La cuarta parada era mi estación, Re di Roma, buen nombre pensé. La alegría me duró poco. Frente a mí se materializó una nueva escalera, eterna como la ciudad y completamente despreciable para mi gusto. Busqué un ascensor inútilmente.

Era evidente que mi viaje crucis todavía no había terminado.

Como premio de aquél inolvidable momento me gané un legendario dolor de espalda que me acompañó por varios días.

Cargando con mi detestable equipaje, me entregué con absoluto esmero y dedicación, a la ardua tarea de ubicar el hostel elegido. Mi experiencia previa en Italia buscando el alojamiento correspondiente no era muy favorable…

Caminaba pensando en su extravagante nombre “Alice in wonderland“, Alicia en el País de las Maravillas… Me imaginaba una inmensa fachada multicolor, cortinados floreados y exóticas esculturas aguardando divertidas la llegada de los nuevos huéspedes.

La realidad me volvió a sorprender. Me encontré frente a una inmensa puerta de madera, aburridamente lisa y sin ningún decorado. Al costado izquierdo un descomunal tablero metálico se desplegaba brillante, donde 30 timbres aguardaban pacientemente su turno para sonar. Por supuesto NINGUNO de ellos estaba identificado con el ocurrente nombre en cuestión.

“Puede ser que para encontrar un hostel en Italia siempre hay sufrir como testigo falso???“ me pregunté, completamente azorada.

Decidí implementar el famoso truco de pararme en la puerta hasta que alguien entre o salga y preguntar. Pero, como diría nuestro querido amigo Tusam, puede fallar…

El primer humano que abrió el portón resultó ser un anciano, de audición limitada y vista deplorable quién, al no entender mi lamentable chapuceo simil italiano, ni descifrar los jeroglíficos del papel que le mostré, optó por ignorarme. El segundo, un auténtico espécimen de la familia de los maleducados, respondió a mi desesperada pregunta con un portazo de novela.

Cansada del éxito, acomodé el maldito equipaje contra la entrada y me senté sobre él, a la espera de la suerte.

Llegó pronto. Era una rubia altísima de sonrisa eterna. Alemana y huésped del lugar en cuestión y rápidamente me pasó el informe completo: 

  1. el hostel estaba en el 3er piso y NO HABÍA ASCENSOR (seguía sumando éxitos).
  2. el encargado brillaba por su ausencia. En los 4 días que llevaba instalada ahí, nunca lo había visto.
  3. según sus cálculos, la capacidad del hospedaje estaba completa (ergo: yo no tenía donde dormir).
  4. me ofrecía amablemente, la mitad de su cama de 2 plazas, hasta que se resuelva mi compleja situación.

Nora, la simpática germana rubia no solo me ayudó con el mamotreto, sino que me explicó las normas mínimas del establecimiento y me hizo lugar en su habitación.

El abnegado empleado apareció milagrosamente el penúltimo día de mi estancia para recolectar el pago.

Así comenzó mi historia de amor eterno con Roma, mi lugar en el mundo.


En el corazón de la Toscana, Florencia te con su arte, su historia y una elegancia única.

Para la mayoría de las personas La Toscana es sinónimo de sol, vinos y colinas. 

Para mí, esta parte de Italia es un paraje mágico, uno de esos lugares donde la buena energía vibra a una frecuencia única y se percibe en el aire, en el trato de la gente, en sus caras, en sus risas. 

Lo siento cada vez que paseo por sus rutas ondeadas, que se abren paso en el collage entramado por infinitos verdes. Lo siento cada vez que camino alguno de sus preciosos pueblos medievales.

Son esos instantes de perfección, cuando me siento protegida por un escudo mágico, donde nada malo puede pasar. Un submundo creado por un sol eterno, colinas aterciopeladas, vinos espléndidos, casonas soberbias y un aire sanador, que cura todas las penas de la vida

Bajo el amparo del derroche naturalmente perfecto, Florencia, el corazón de esta región bendecida, emerge con una grandiosidad armónica, elegante y sutil.

★ Lo que más me gusta de Florencia es que, aún siendo una ciudad grande, se puede recorrer prácticamente a pie, ya que todas las atracciones turísticas están muy concentradas en su centro histórico.

★ Fue la cuna del Renacimiento y bajo el reinado de los Medici, conoció su máximo esplendor. Prestá atención a los detalles, los escudos tallados en las paredes, las esculturas soberbias de la Logia dei Lanzi, en Piazza della Signoria, la hermosura de los edificios, la monumental exquisitez del Duomo. En Florencia todo es espléndido.

★ Los tickets del transporte público se compran en los TABACCHI, identificados con carteles azules y la T en el medio o en puestos de diarios. El billete sencillo se puede usar de manera ilimitada durante 90 minutos y el precio es de 1,50 euros.

★ Para una primer visita completa necesitás entre 3 y 4 días, dependiendo tu interés en el arte, la cultura y la historia, ya que hay algunas galerías y atracciones turísticas dignas de ver.

VISITAS IMPRESCINDIBLES GRATUITAS

★ Hacé un FREE TOUR antes de empezar a recorrer la ciudad, siempre ayuda para aclarar dudas o incluir algo que no habías contemplado en tu recorrido. Si querés reservar tu Free Tour HACÉ CLICK ACÁ . También te recomiendo el Free Tour de los Medici, resérvalo HACIENDO CLICK ACÁ.

Catedral Santa Maria de las Flores (Duomo)

Ponte Vecchio: antiguamente albergaba las carnicerías de la ciudad y hoy está ocupado por joyerías. A diferencia de los otros puentes de Florencia, no fue destruído en la 2da. Guerra Mundial por orden expresa de Hitler.

Ponte Vecchio

Piazza della Signoria

Mercado Central: uno de mis preferidos para comer! Muchísima variedad de comidas, buenos precios y calidad. En los meses de verano resulta ser un poco agobiante por el calor y la cantidad de gente en los horarios picos. Lo mejor es ir mas temprano o pasado el mediodía, aunque suele estar repleto siempre. Alrededor del Mercado Central se encuentra el mercado callejero más grande de la ciudad, donde se puede conseguir los típicos productos de cuero, muy famosos en Florencia (carteras, cinturones, bolsos), además de una variedad inmensa de corbatas, pañuelos, etc. Acordate de regatear los precios!

Ponte Santa Trinitá: a diferencia del Ponte Vecchio, este puente no tiene ningún atractivo en particular, pero ofrecer una gran vista del Arno, de la ciudad y del Ponte Vecchio. Además no es tan concurrido como el anterior, y se puede disfrutar sin multitudes de turistas.

Basílica San Miniato al Monte: de las más antiguas de Florencia, emociona con su sencilla belleza. Se encuentra unos metros más arriba que la Piazzale Michelangelo. Afuera el pintoresco (?) cementerio le da un marco único a la vista de la ciudad.

Oltrarno: (del otro lado del Arno) se respira el espíritu menos turístico de la ciudad. Un barrio repleta de bares, tavernas, trattorias y comercios. Imperdible la Basílica Santo Spirito

Piazza della Repubblica

Officina Profumo Farmaceutica di Santa Maria Nuova: un deleite olfativo en la farmacia más antigua de Europa, con más de 4 siglos de actividad. 

Piazzale Michelangelo: es el punto más alto de Florencia y ofrece la mejor vista de la ciudad. Me encanta visitarla para ver el atardecer.

Vista de la ciudad desde Piazzale Michelangelo.

Orsanmichele: una iglesia insólita, construída sobre el Huerto del monasterio San Miguel y usada durante años como mercado de granos. El interior es exquisito!

Fiesole: a 8 km de Florencia, esta pequeña ciudad se alza a 350 mts snm. regalando increíbles vistas panorámicas. Fiesole mantiene sus muros etruscos originales, termas y un teatro romano. Un  secreto fiorentino, ideal para alejarse de ella (estando muy cerca). Qué ver en Fiesole? su Catedral, el Palacio Episcopal, la Iglesia Santa Maria y los espectaculares jardines de la Villa Medici (con reserva previa).

¿Buscas tours y excursiones para hacer en Florencia? 

¡Hace click ACÁ para conocer las mejores actividades!

VISITAS RECOMENDADAS (con entrada paga)

David de Miguel Angel, en la Galleria Accademia. En este post te cuento más: DAVID de Miguel Ángel.

Galleria Uffizzi: Si te interesa la pintura renacentista este museo es absolutamente imperdible. Es recomendable comprar la entrada por adelantado en la Web oficial.

★ Subir al mirador del Duomo (es recomendable si no tenés ningún problema físico, es una subida MUY exigida de 463 escalones, por una escalera demasiado estrecha). Para acceder al mirador no hace falta que entres en la catedral, buscá la entrada por el lado norte del edificio. Es obligatorio reservar la entrada con anticipación en la web oficial.

Basílica de San Lorenzo: si estás en la duda de cual de las iglesias pagas visitar, para mí es la mejor opción. La Cappella Medicea, el magnífico mausoleo de la familia Medici, realizada por Miguel Angel es una obra maestra.

Basílica de Santa Croce: en el interior de la iglesia se encuentran los sepulcros de los fiorentinos mas famosos de la historia: Miguel Angel, Dante Alighieri (aunque sus restos están en Ravenna) Galileo Galilei y Maquiavelo.

PARA COMER (mis 3 imbatibles)

  • LA GROTTA DI LEO: las mejores pastas de la ciudad y baratísimas! 
  • AMICI DI PONTE VECCHIO: un local mínimo, a metros del puente, donde preparan las mejores pizzas y sandwiches hechos con covaccino (una especia de focaccia toscana), vos elegís como armarlo y son la muerte!!!
  • LA STREGA NOCIOLA: al lado de Amici, el mejor gelato fiorentino! 

Recorrido esencial por los destinos y ciudades más emblemáticos de Italia

Vista interna del Coliseo romano
Vista interna del Coliseo romano

Sorrento – Capri – Positano – Ravello – Amalfi – Pienza – Montepulciano – Val D´Orcia – Arezzo – Cortona – Siena – San Gimignano – Florencia – Venecia – Roma

Este es el recorrido qué elegí para los viajes de Mujeres&Maletas en 2018 y 2019. ¡Lo comparto por si te sirve!

DIA 1

  • Salida desde Ezeiza, aéreo Bs. As – Roma

DIA 2

  • Vuelo Roma – Nápoles
  • Trayecto Nápoles – Sorrento en transfer privado
  • Noche en Sorrento

DIA 3

  • Recorrido día completo por Capri y Anacapri
  • Noche en Sorrento

DIA 4

  • Recorrido día completo por Amalfi y Ravello
  • Noche en Sorrento

DIA 5

  • Recorrido día completo por Positano
  • Noche en Sorrento

DIA 6

  • Trayecto Sorrento – Nápoles en transfer privado
  • Tren Nápoles – Florencia
  • Noche en Florencia

DIA 7

  • Día en Florencia
  • Noche en Florencia

DIA 8

  • Día en Florencia
  • Noche en Florencia

★ DIA 9

  • Día completo en Venecia – Ida y vuelta en tren desde Florencia
  • Noche en Florencia

★ DIA 10

  • Recorrido por Siena y San Gimignano
  • Noche en La Toscana

★ DIA 11

  • Recorrido por Cortona, Pienza, Monteriggioni, Montepulciano, Val D´orcia
  • Noche en La Toscana

★ DIA 12

  • Recorrido por Arezzo
  • Noche en La Toscana

★ DIA 13

  • Recorrido por la zona del Chianti y degustación de vinos en bodega rural
  • Noche en Florencia

★ DIA 14

  • Tren Florencia – Roma
  • Noche en Roma

★ DIA 15

  • Día en Roma
  • Noche en Roma

★ DIA 16

  • Día en Roma
  • Noche en Roma

★ DIA 17

  • Día en Roma
  • Noche en Roma

DIA 18

  • Medio día en Roma
  • Por la tarde Aéreo Roma – Bs.As.

DIA 19

  • Llegada a Ezeiza

Para más información de la Costa Amalfitana HACE CLICK ACÁ

Para más información de Sorrento HACE CLICK ACÁ

Para más información de Capri HACE CLICK ACÁ

Para más información de Positano HACE CLICK ACÁ


Recorrido esencial por los destinos y ciudades más emblemáticos de Italia

Roma – Sorrento – Capri – Positano – Ravello – Amalfi – Aaserta – Asis – Perugia – Pienza – Montepulciano – Volterra – Val D´Orcia – Cortona – Arezzo – Siena – San Gimignano – Lucca – Cinque Terre – Florencia – Venecia – Roma

Este recorrido lo diseñé para un matrimonio. Era su primer viaje a Europa y les interesaba tener un primer pantallazo de Italia. El viaje incluyó el aéreo ida y vuelta a Roma y el alquiler de auto para trasladarse desde la Costa Amalfitana hacia el norte y recorrer toda la región de La Toscana. ¡Ojalá te sirva!

DIA 1

  • Salida desde Ezeiza, aéreo Bs. As – Roma

DIA 2

  • Llegada a Aeropuerto Fiumicino
  • Noche en Roma

DIA 3

  • Retiro auto de alquiler en Roma
  • Trayecto Roma – Sorrento (270 km)
  • Noche en Sorrento

DIA 4

  • Recorrido día completo por Capri y Anacapri
  • Noche en Sorrento

DIA 5

  • Recorrido día completo por Amalfi y Ravello
  • Noche en Sorrento

DIA 6

  • Recorrido día completo por Positano
  • Noche en Sorrento

DIA 7

  • Salida de Sorrento 
  • Trayecto Sorrento – Asís (410 km desde Sorrento)
  • Tarde en Asís
  • Noche en Perugia

DIA 8

  • Recorrido por Perugia
  • Recorrido por La Toscana: Pienza, Montepulciano, Volterra, Val D´Orcia
  • Noche en La Toscana 

★ DIA 9

  • Recorrido por Cortona y Arezzo
  • Noche en La Toscana

★ DIA 10

  • Recorrido por Siena y San Gimignano
  • Noche en Lucca

★ DIA 11

  • Día en Lucca
  • Noche en Lucca

★ DIA 12

  • Posibles escapadas desde Lucca: Pisa, Prato, Pistoia, Cinque Terre
  • Noche en Lucca

★ DIA 13

  • Devolución del auto en Florencia
  • Noche en Florencia

★ DIA 14

  • Día en Florencia
  • Noche en Florencia

★ DIA 15

  • Recorrido día completo por Venecia. Ida y vuelta en tren desde Florencia
  • Noche en Florencia

★ DIA 16

  • Día en Florencia
  • Noche en Florencia

★ DIA 17

  • Tren Florencia – Roma
  • Noche en Roma

DIA 18

  • Día en Roma
  • Noche en Roma

DIA 19

  • Día en Roma
  • Noche en Roma

DIA 20

  • Día en Roma
  • Noche en Roma

DIA 21

  • Medio día en Roma
  • Por la tarde Aéreo Roma – Bs.As.

Para más información de la Costa Amalfitana HACE CLICK ACÁ

Para más información de Sorrento HACE CLICK ACÁ

Para más información de Capri HACE CLICK ACÁ

Para más información de Positano HACE CLICK ACÁ


Cómo sacar el máximo provecho a la visita de estos dos destinos de la Costa Amalfitana.

El impactante Duomo de Amalfi.

AMALFI

Amalfi es el principal pueblo de la región, justamente bautizada Costa Amalfitana.

Supo ser una potencia marítima en el siglo IX, que competía por el control del Mar Mediterráneo. Esto explica en cierta forma la magnitud de la imponente catedral, totalmente desproporcionada con el tamaño de la población actual.

Para ir desde Sorrento a Amalfi en transporte público hay dos opciones: ferry o bus. 

El ferry tiene disponibilidad horaria más limitada y es más caro. La ventaja es que el viaje es mucho más corto, dura 55 minutos. Varias empresas hacen este trayecto, las principales son Alilauro y Caremar.

Recomiendo ir en bus, comprar un ticket GIORNALERO (podes usarlo todo el día, cuesta 10 euros) y te va a servir para llegar hasta Ravello. El ticket lo compras en un local de venta de diarios enfrente de donde salen los buses.

En Amalfi es interesante visitar el magnífico Duomo, el Claustro del Paraíso, el Museo de la Catedral y la Cripta con una misma entrada de 3€ por persona.

DONDE COMER EN AMALFI

  • Helado o dulces típicos de la region: Pasticceria Andrea Pansa y Gelateria Al Corso. 
  • Pizza: Trattoria da Maria
  • Comida Italiana: Il Teatro

RAVELLO

Ravello es mágico. Construido en uno de los puntos más elevados de la Costa Amalfitana, posee una vista descomunal, si esto aun es posible.

La única manera de llegar a Ravello con transporte público es en bus desde Amalfi. Por eso es recomendable organizar las dos visitas para el mismo día y aprovechar el ticket giornalero, válido para todo el día. Hay que reconocer que el sistema del transporte público, sobre todo en los meses de temporada alta,es sumamente caótico para ir y volver de Ravello. Al ser la única alternativa disponible, los buses no dan a basto y conseguir un lugar puede resultar traumático. Por eso hay que estar atento con los tiempos, sobre todo si después de Ravello tu regreso al hotel depende de un Ferry, no sea cosa que lo pierdas!!!

Villa Rufolo es la atracción principal de Ravello, no sólo porque en ella se celebra el Festival de Ravello, sino por su belleza y sobre todo por la increíble vista panorámica de toda la Costa Amalfitana y el Golfo de Salerno. Para entrar deberás pagar una entrada de 7 euros.

Villa Cimbrone es otra villa importante de Ravello. Actualmente es un hotel, pero se puede visitar su terraza más famosa e importante: La Terraza del Infinito, está abierta al público. La entrada es de 7 euros.

Vista desde Villa Rufolo
RAVELLO, ITALIA

EN ESTE ARTÍCULO ENCONTRARÁS MÁS INFORMACIÓN DE LA COSTA AMALFITANA

Actividades recomendadas en la Costa Amalfitana ★ RESERVÁ AHORA TU LUGAR

Lo que necesitas saber para visitar este destino italiano, ideal para recorrer la Costa Amalfitana.

Vista del Mar Tirreno desde la Piazza Tasso
SORRENTO, ITALIA

Sorrento es un destino pequeño, con un encanto particular pero sin atracciones turísticas demasiado ostentosas, en comparación con sus vecinos cercanos. Es el lugar ideal y perfecto para hacer base y desde ahí recorrer la Costa Amalfitana.

Caminar por Corso Italia hasta la Piazza Tasso, la plaza principal. Si doblas por Viale Enrico Caruso podrás ver el famoso Vallone dei Mulini, un pequeño cañon dónde aún se pueden apreciar los antiguos molinos.

Siguiendo por Corso Italia, encontrarás la Catedral de Sorrento, iglesia del siglo X dedicada a los Santos Felici y Baccolo, el interior es muy impresionante. Perdete por el centro histórico, modesto pero pintoresco, repleto de los colores tan típicos de la región.

Otras atracciones: Villa Comunale, Convento de San Francisco y Claustro del 1300 que se encuentra adyacente al convento. Estas tres atracciones se encuentran en Piazza Gargiulo y es muy fácil llegar caminando. En la Villa Comunale podes bajar hasta el puerto y la Marina Piccola de Sorrento. Podes bajar a pié o con un ascensor (1,50 € ).

Desde Via del Mare, al final de Corso Italia, podes bajar hasta el Burgo marítimo de Marina Grande de Sorrento. Es una vía muy particular, se puede acceder sólo a pié y el camino es muy agradable. Son preciosas también las vistas por la noche desde el mirador, desde donde incluso se puede ver el Vesubio.

DONDE COMER EN SORRENTO

Vista desde Villa Comunale
SORRENTO, ITALIA

Tours y excursiones en la Costa Amalfitana★ RESERVÁ AHORA TU LUGAR

Lo qué necesitás saber para disfrutar de la maravillosa isla italiana.

Los famosos Faraglioni.
CAPRI, ITALIA

Capri es una isla del Mar Tirreno, famosa desde la época del Imperio Romano por su eterna belleza. Actualmente sigue siendo uno de los destinos turísticos más populares de Italia y de Europa.

Para llegar a la isla de Capri desde cualquier de las ciudades mas importantes de la Costa Amalfitana deberás tomar un ferry.

Dependiendo de dónde te estés hospedando encontrarás una o varias empresas que hagan el recorrido, con varias opciones de horarios. 

Desde Sorrento el viaje es tiene una duración de 30 minutos y el valor IDA-VUELTA es de 40 euros (octubre 2019). Las empresas más populares son Alitauro y Caremar. Desde Sorrento te recomiendo salir en el de las 07.45 hs o 09.15 hs. Atención con el horario del ultimo regreso que es a las 18.45 hs!

Tanto Capri como Anacapri son pueblos peatonales y están en altura. La mejor forma de llegar a ellos es por bus o funicular.

FUNICULAR

Es la opción más popular para subir desde el puerto al centro de Capri. En pocos minutos te deja en la plaza central de Capri, la famosa Piazzeta.

Si tu destino es Anacapri, podés tomar el funicular hasta el centro de Capri, pero luego, tendrás que tomar el bus hacia Anacapri, en la estación de buses que está a pocos metros de la Piazzeta.

La entrada al funicular, se encuentra enfrente del puerto. Antes de hacer la cola parar el funicular compra los tickets (el viaje simple cuesta 2 euros). Los tickets se venden en una ventanilla, que está unos metros hacia la derecha.

BUSES

Los buses de Capri son pequeños y, según la temporada, a veces, no tienen muchas frecuencias. Para ir desde el Puerto hasta Anacapri lo mejor es tomar el bus. El costo de los billetes para cada tramo es de 1,30 € por persona.

Qué ver en Capri

GRUTA AZUL

Es uno de los principales atractivos de Capri y el motivo por el que muchos viajeros visitan la isla por un día. Podes llegar hasta la gruta por mar o por tierra. Desde el puerto de Capri (la Marina Grande), hay una gran oferta de excursiones marítimas, que incluyen la visita a la Gruta Azul.  

También se puede acceder en bus, taxi o caminando. A un costado de la entrada de la gruta, hay una escalera que desciende por la pared del acantilado (no es riesgoso para nada). Para ir en bus podes hacerlo desde Anacapri tomando la línea que une el centro de Anacapri con la Gruta Azul, es un viaje de 15 minutos. Si preferís caminar desde el centro de Anacapri son unos 3.5 kilómetros.

Cuando llegás a la escalera, seguramente tengas que hacer fila para subirte a alguno de los botes disponibles. Los botes tienen capacidad para 4 personas, por lo que en temporada alta, la espera podría llegar a ser de más de una hora. El precio de la entrada es de 14 euros. Al terminar la visita, te dejará nuevamente en la escalera, desde donde podrás emprender el camino de regreso. Esta alternativa, es ideal para combinarla con la visita a Anacapri.

Es muy importante apenas llegas a Capri confirmar si se puede visitar la Gruta, porque al ser tan pequeña solo es posible ingresar si la marea esta muy calma y no hay viento.

VUELTA A LA ISLA

En mi experiencia, es uno de los mejores planes que se pueden hacer en Capri.

El famoso Giro All´Isola es un paseo de una hora, ofrecido por muchas empresas, todas ubicadas en la Marina Grande. Verás los carteles ofreciendo esta actividad, los valores pueden variar entre 18 y 20 euros por persona y para mí lo vale (incluso más que la Gruta Azul, de la que muchas personas salen bastante disconformes).

Durante la vuelta a la isla verás ejemplos de la increíble luminosidad del reflejo de las aguas que le dan esa tonalidad tan especial, podrás ver Capri desde otra perspectiva y pasarás por el medio de los famosos Faraglioni, tremenda emoción!!!

Paseo alrededor de la Isla de Capri

VILLA JOVIS

Es la villa de Capri mejor conservada, siendo la residencia principal de Tiberio en sus últimos días en Capri. Si no tienes mucho tiempo es PRESCINDIBLE por el agote energético, ya que tardas una hora y pico en subir y un poco menos en bajar, porque es “cuesta arriba”. Es muy fácil llegar porque en todo momento encuentras carteles indicativos.

ARCO NATURALE

Cuando termines de bajar por Via Jovis, hay otro indicador que te dirige a “Arco Naturale”. Está a poco más de media hora caminando y merece la pena. El Arco Naturale es un arco natural de formación espontánea.

JARDINES DE AUGUSTO

Para llegar te tienes que perder por las callejuelas del centro, desde La Piazzeta, que son preciosas. Desde los jardines, ademas de ser muy hermoso, repleto de esculturas de corte greco-romano, tiene unas vistas panorámicas alucinantes. Para entrar hay que pagar 2 euros.

Vista desde los Jardines de Augusto
CAPRI, ITALIA

ANACAPRI

Anacapri está situada en la parte alta de la isla y está comunicada con Capri por una carretera panorámica que ofrece unas grandes vistas del Golfo de Nápoles, la península sorrentina y la isla de Ischia. El recorrido es de unos 40 minutos caminando. 

El centro del lugar es la Plaza Vittoria. Desde allí hay varias posibles alternativas:

  • Dirigirse a Villa San Michele por una calle peatonal, estrecha y llena de diferentes tiendas a los lados. La villa es un museo creado por el médico-escritor sueco Axel Munthe.
  • Tomar la telesilla que lleva al Monte Solaro, el punto más alto de la isla. La vista es realmente espectacular pero es importante subir sólo si el tiempo acompaña. La subida al Monte Solaro (589 metros) dura unos 12 minutos y cuesta 10 euros ida y vuelta, 7 euros solo la ida. En la cima hay un complejo de terrazas, solárium y bar.
Plaza Vittoria, punto principal de Anacapri

EN ESTE ARTÍCULO encontrarás más información de la Costa Amalfitana

Tours y excursiones en la Costa Amalfitana★ RESERVÁ AHORA TU LUGAR

El 2010 recién comenzaba su camino.

Por aquella época yo transitaba los últimos meses de mis 39 años y andaba, por decirlo gráficamente, como bola sin manija, sin saber muy bien qué hacer de mi existencia. Laboralmente estable, peroooo… mi trabajo sólo me llenaba los bolsillos, no el espíritu. 

Si, si… no me pongas esa cara, porque creo saber lo que estás pensando… VIVIS EN ARGENTINA LOCA! Deberías estar feliz de tener laburo y un sueldo respetable! Ni hablar si hacíamos una rápida evaluación de mi situación de ese momento: divorciada, con las 2 hijas más maravillosas que podía imaginar, por entonces de 14 y 10 años, un ex-marido poco generoso (por ser MUUUUYYY  diplomática) , dpto alquilado y otras menudencias que no vienen al caso pero sumaban puntos para la obtener la calificación POCO FAVORABLE PARA ANDAR JODIENDO con boludeces!  

Básicamente ameritaba que le prenda cada noche una vela al santoral completo. Y así era, la verdad pura y cruda… racionalmente era muy consciente de eso. 

Pero viste que el famoso vacío existencial no afloja ni un milímetro… por más que te repitas eso una y mil veces, no? Y cómo frutilla del postre estaba en la cuenta regresiva, a meses de cumplir 40 AÑOS!

El escenario de mi vida era como una BOMBA NUCLEAR a punto de explotar!!!


Hagamos un rápido repaso de mi situación por aquellas épocas:

★ Trabajo: relativamente estable

★ Ingreso de dinero: aceptable

★ Hijas: nivel superado!

★ Familia: todo ¨normal¨

★ Vivienda: alquilando

★ Amistad: impecable

★ Espiritual: MUUUUUUY flojo de papeles

Me encontraba inmersa en un caldo de cultivo maléfico. Y para completar mi trágica lista existencial de aquél entonces, obviamente faltaba una ingrediente esencial: AMOR! En ese rubro mi situación era sencillamente LAMENTABLE.

Cansadas de verme en modo trapo de piso, mis queridísimas amigas decidieron poner en marcha una campaña que supo llamarse «NO TE BANCAMOS MÁS CON ESA MALA ONDA».

Y con ese espíritu inquebrantable que nos caracteriza a las mujeres cuando alguna de las integrantes de nuestra cofradía está a punto de naufragar en aguas turbulentas, pusieron todo su empeño para rescatar a esta alma descarriada.

Ese aquelarre de locas se dedicó concienzudamente a pasearme por cuanta actividad encontraban a mano, sin importar lo descabellada, esotérica o inverosímil que pudiese ser, con el firme propósito de exorcizarme y volver a ser YO.


Transcurridas varias semanas de una frenética actividad descontrolada, debido al ESTADO DE ALERTA MÁXIMA declarado por el aquelarre, estábamos en condiciones de hacer una evaluación de los logros conseguidos:

★ CITAS A CIEGAS: 2 (ambas desastrosas)

★ AFTER OFFICE / BOLICHE: 5 

★ RECITALES: 1 (de Ale Sanz)

★ TAROTISTA (incluyendo numerología y runas): 1

★ MAESTRO CHAMAN (con sanción y limpieza energética): 1

★ LIBROS DE AUTOAYUDA: 3 (todos sin terminar)

★ SALIDAS DE COMPRAS COMPULSIVAS: entre 10 y 20 aprox…

★ CENAS: muuuuuchas

★ TARDES DE MATES: muuuuuchas mas

★ LITROS DE ALCOHOL: cifra desconocida

★ KILOS DE HELADO: cantidad vergonzosa (era verano…)

★ OBJETIVO CONSEGUIDO: entre 4 y 5 kilos de más cada una y una cifra ridícula de mangos gastados…

ESTADO EMOCIONAL DE LA SUDODICHA: CALAMITOSO

Además de las dolencias ya conocidas y detalladas anteriormente, ahora tenía que HACER DIETA! El panorama era francamente desolador… 

Agotadas todas las propuestas, ideas y sugerencias, a punto de declararnos en bancarrota absoluta, el aquelarre había llegado a un punto crucial por primera vez desde su origen: debía reconocer el fracaso de la misión y asumir que el caso en cuestión (o sea yo) estaba bajo los efectos de un hechizo demasiado oscuro y poderoso, resistente a su magia salvadora y sin salvación aparente.

Cuando la esperanza estaba a punto de perderse, algo inesperado sucedió!

Frente al Vittoriano.
ROMA, ITALIA

Después del colosal periplo del aquelarre, devenido en FRACASO ABSOLUTO, ninguna podía predecir que en aquella insípida tarde de febrero, de un calor tan sofocante que se nos secaron hasta las ganas de hablar, ocurriría el incidente que pasó a la historia catalogado como MILAGROSO!

No había demasiado por hacer… El plan era, básicamente, seguir engordando a base de kilos de helado con los que intentábamos refrescar nuestras agotadas neuronas.

En medio del sofocón, alguna tiró la pregunta: «CHICAS, VEMOS UNA PELI? Traje una que dicen que zafa…« (año 2010, no existía Netflix!). «Bueno, dale!« dijimos todas al unísono ya que estábamos, por decirlo elegantemente, al pedo como bocina de avión.

Era Angeles y Demonios, la continuación del Código da Vinci. Si la viste recordarás que se filmó en Roma. La película terminó sin mayores elogios por parte del aquelarre y «taza, taza, cada una a su casa”

Cada vez que recuerdo el episodio llego a la misma conclusión: esa noche mi mente se unió con mi alma y juntos hicieron MAGIA. 

Amanecí con un único pensamiento que ocupaba todo mi ser: TENGO QUE IR A ROMA. No era una idea, un deseo o una intención. No era un proyecto. Era una sensación física, palpable.

Sentía, con una certeza inexplicable en el cuerpo, que no existía nada que pudiera impedírmelo. 

Así de simple y así de claro. Con esa ILUMINACION DIVINA que me despertó aquella mañana 9 años atrás, se cerró una de las etapas más oscuras que tuve la suerte de vivir. 


Fiel a mi personalidad intensa, lo único que hice desde que salté de la cama fue pensar en mi viaje a ITALIA.  Dediqué mi «mañana laboral» hablando con cuanto conocido tenía en la agenda para conseguir información que me ayudara a organizar mi viaje.

Pero el tiro me salió por la culata. 

Al parecer todos eran miembros de una secta llamada «CÓMO VAS A IR A EUROPA Y NO VAS A IR A PARIS». Será que no me interesa ir a Paris… respondía yo sistemáticamente, iniciando un dialogo completamente inútil que terminaba con el interlocutor de turno diciéndome: no te parece que sos ¿un poco? testaruda…

Testaruda YO? Por favor!!! Que ridiculez!

Tocó el turno de hablar con mi hermana quién, por supuesto, pertenecía a la misma secta. En medio de la conocida charla inconducente, larga un alarido y exclama: «BOLUDAAAAA (cariñosamente obvio!) Me acabo de acordar que Juan de los Palotes está viviendo en París! Seguro te podés quedar en su casa!«

Mi aversión por la capital francesa bajó, automáticamente, mil puntos. «Vivienda gratarola, aunque sea en París, podía ser interesante« pensé entonces.

En mi horario de almuerzo salí eyectada de la oficina y recalé en la primer agencia de viajes que encontré. Cuál enajenada mental le digo a la mujer del otro lado del escritorio:

NECESITO COMPRAR UN PASAJE A ROMA! 

La vendedora, haciendo gala de un soberbio control mental, empieza con una retahíla de preguntas: Cuándo queres viajar? Por cuánto tiempo? Ida y vuelta a Roma? Qué otras ciudades te interesa conocer? 

La lista de preguntas era interminable y, evidentemente, no tenía ninguna respuesta.

Considerando mi situación como poco clara, la señora concluye que debería pensar un poco antes de tomar una decisión. 

NO EXISTE NADA PEOR EN TODA LA GALAXIA que decirle a un impulsivo irrecuperable que se vaya a pensar!!!

Me salía fuego por la nariz y chispas por las orejas. Cabizbaja y meditabunda me disponía a rumiar mi odio por ahí cuando, compadecida por mi frustración, la cordial empleada me dice: «te puedo ofrecer una promo que termina HOY, para viajar en mayo únicamente. La ida es a París, con stopover en Roma y el regreso desde Madrid. Te interesa…?».

Recién llegada a mi primer destino.
PARIS, FRANCIA

En un esfuerzo de producción me auto-obligué a reflexionar sobre la oferta de la vendedora, aunque honestamente mi decisión estaba tomada. Pero todavía tenía algunos detalles económicos no menores que resolver…

Comprar ese pasaje significaba AGOTAR TODOS MIS AHORROS.

Entonces me llegó otro salvavidas divino! Una de mis amigas me confirmó que podía disponer de su tarjeta de crédito para pagar el pasaje en cuotas!!! BINGOOOOOO gritó mi alma!

«Después veo cómo me banco la estadía en Europa» pensé, sumergida en mi modo kamikaze. Era febrero, tenia casi 3 meses para rescatar plata de donde sea… 

Escuchaba el susurro de la parte racional del cerebro: «Majo estás loca, te vas a quedar sin un mango…« Del otro lado, mi emoción era del tamaño de un tsunami, me aullaba sin parar, me repetía una y otra vez: HACELO!

«Es el sueño de toda tu vida, estás a punto de cumplir 40 años y desde que tenés memoria conocer Europa es tu gran objetivo».

«No lo dejes pasar! No podes perder esta oportunidad, no todas cuenta que el universo de alguna manera te esta ayudando de todas las maneras posibles para que viajes!«

Hoy, mirando para atrás, estoy convencida que ESE fue uno de mis más grandes méritos en toda mi vida: haber escuchado a mi emoción.

Era una decisión completamente descabellada. Tenía dos hijas chicas, tenía que dejarlas por 3 semanas, tenía mil cosas “más importantes y necesarias» para comprar, tenía que pagar alquiler y una lista larguísima de todos los TENÍA del aquél momento.

Estaba aterrada, pero ESA VEZ DEJÉ QUE MI EMOCIÓN ME GUÍE. 

«Voy a hacer este viaje, como sea. De alguna manera lo voy a resolver…« me dije a mi misma, convencida que era la mejor decisión que podía tomar. Y así, sin mayor análisis, le puse una mordaza a la razón.

Esa misma tarde salí de trabajar y compré mi primer pasaje a Europa.

Foros Imperiales.
ROMA, ITALIA

Gracias a la verborragia de un ilustre desconocido, descubrí una de las experiencias más extraordinarias que, afortunadamente, pude vivir.

Érase el mes de mayo de 2010 y yo andaba girando en tierras europeas por primera vez en mi vida.

Iba en tren de Venecia a Florencia, inmensamente feliz ante la perspectiva de tener unas horitas libres para DORMIR!!! (debería existir una palabra para definir el agotamiento abrumador que nos invade en esos viajes, no?). La ilusión de una siesta de 2 horas era la gloria absoluta!

En algún momento del trayecto, mientras yo flotaba en medio de un sopor abismal, se sentó al lado mío un turista asiático con unas ganas incontenibles de hablar.

Mi estado era lamentable, pero a él no le importó en lo más mínimo. Bastó que yo parpadee un segundo, para que este personaje ponga quinta a fondo con su monólogo, que articulaba en un dialecto imposible de descifrar, mucho menos para un ser que no podía balbucear ni media palabra. 

Su charla me llegaba en medio de una brumosa confusión.

Intentaba pescar algún concepto coherente dentro una desordenada mezcolanza de palabras en ingles bañadas en acento vietnamita (una de las pocas cosas que entendí de su apasionado coloquio).

Así seguimos largo rato. El vietnamita, al mejor estilo Tato Bores, seguía con su exposición infinita mientras yo intentaba hacer resonar un mmmmmm cada tanto. En medio de esta cháchara tortuosa, el orador repetía una palabra sin cesar, nosequeSURFING una y otra vez…

Llegamos a Florencia, ALELUYAAAAAAAA HERMANOS!. Nos despedimos en Santa Maria Novella. Él, feliz por la “conversación“. Yo, más agobiada que antes y con un humor definitivamente dudoso por haberme quedado sin la bendito siesta. 

No tenía idea que el «discurso vietnamita» había sido un regalo del universo.

Para eso faltaban muchos meses por delante…

Unas horas antes de subir al tren donde me cruzaría con el vietnamita.
VENECIA, ITALIA

Unos 10 meses después de aquél memorable viaje en tren, estaba planificando mi segunda odisea por el viejo continente. 

Mi primer viaje me había volado la peluca, LITERAL. Volví con el mate detonado, el corazón encendido y el espíritu desbordado de emociones. Apenas me bajé del avión que me trajo de regreso, me dije a mí misma: EL AÑO QUE VIENE VUELVO. Ese fue el poderoso mantra que me repetía a mí misma cada día desde ese momento.

Lo conseguí. 

De alguna manera milagrosa logré comprar mi segundo pasaje en mil cuotas. 

Esta vez no me iba sola. Mi mejor amiga se adosó a mi viaje cual garrapata famélica. “Vos organiza el viaje como mejor te parezca, yo confío en lo que vos decidas” me dijo en una calurosa tarde de enero, evidentemente bajo los efectos de una fuerte insolación que le había trastocado la cordura.

Genial! Me dije. Y me sumergí apasionadamente en la maravillosa tarea de la planificación. En eso andaba una tarde de domingo, buceando entre páginas de vuelos low-cost, trenes y hoteles cuando, mágicamente, aparece en mi pantalla un estridente aviso multicolor que bailaba al son de una rumba.

Las letras danzantes me preguntaban: ¿CONOCES COACHSURFING?

Por algún motivo, esa palabra me sonaba familiar. Dónde la escuche? Alguien me la nombró! Mi disco rígido funcionaba a una velocidad inusitada tratando de pescar ese nombre dentro del mar de mi memoria.

Y así, como un FLASH SISMICO me acordé! Los cabos sueltos se conectaron en segundos: el tren, el vietnamita, Coachsurfing!!!

Fué un autentico INSTANTE AET (Ahora Entiendo Todo) que locura cuando te pasa, NO? Ahí lo tenia, con total claridad, al vietnamita que casi un año atrás me había filtrado el bocho con su monólogo inentendible. 

El tipo me había estado hablando de COACHSURFING durante casi 2 horas, contándome las maravillas de un sistema que, a medida que leía su pagina web, me fascinaba cada vez más.

Después de investigar qué corno era COACHSURFING no me quedó otra alternativa que llegar la siguiente conclusión:

Me encontraba frente a una propuesta de una genialidad despampanante.

Paso a explicarte: Coachsurfing es una comunidad mundial, donde personas de todas partes del planeta ofrecen un espacio de su casa, de manera absolutamente GRATUITA, para hospedar a turistas que visiten su ciudad. El espacio ofrecido puede ser una habitación privada, compartida o simplemente un sofá (de ahí su nombre, COACH significa sillón en ingles). 

El principal objetivo del sistema es, por supuesto, el intercambio cultural que se genera entre el anfitrión y el viajero. Con la premisa de vivir una experiencia auténtica para ambos, una receta magistral sin ningún ingrediente económico. 

Un maravilloso intercambio de buena fe sin fines de lucro.

Un descomunal WIN-WIN MUNDIAL donde todos ganan. (Y lo que se gana no es dinero!). Para acceder a esta panacea fantástica, muy delirante para nuestra desconfiada mentalidad sudamericana, deberás completar tu perfil contando cómo sos, escribir sobre tus intereses, gustos y hobbies y todo lo que puedas detallar sobre vos (con la mayor honestidad posible obviamente).

Al igual que en cualquier buscador de alojamiento, buscás la ciudad del mundo que vas a visitar, la fecha y VOILA!. La magia del buscador te devuelve una lista de todas las personas que podrían recibirte en su casa para el momento de tu viaje. 

A veces esa lista es extensa, a veces escueta. Llega entonces el momento de elegir tus potenciales anfitriones, para lo cuál es importante leer los perfiles de ellos y ver con cuáles tenes mayor afinidad, cuáles te caen bien o te dan buena vibra. Claramente la intuición en esta instancia juega un rol fundamental. 

Una vez que elegiste a tus “candidatos“ llega el momento de pedir alojamiento. Les envías un mensaje contando de qué va tu viaje, por cuánto tiempo necesitas alojamiento, con quién viajas y eso. Y después a esperar las respuestas.

Todo este descabellado sistema esta basado sobre calificaciones y recomendaciones.

Cada vez que te alojás en la casa de alguien, ambos se regalan estrellitas y elogios o comentarios poco simpáticos, dependiendo claro, cómo resultó la experiencia.

Estaba desbordada con esta maravilla, la idea de alojarnos en casas me parecía fabuloso. El chiste del cuento es que yo tenia CERO recomendación y pretendía que me reciban no solo a mí, sino a mi «garrapatamiga». 

Tenía por delante una verdadera Misión Imposible…

Con mi «garrapatamiga» paseando por la Costa Amalfitana
CAPRI, ITALIA

No había otra opción… me tenía que encomendar al elenco estable del santoral si pretendía que algún alma caritativa nos reciba en su casa sin tener NINGUNA RECOMENDACION en Coachsurfing.

Claramente debía esmerarme mucho para que mi perfil sea una especie de encantador de serpientes y que nadie pudiera remotamente dudar que se trataba de dos argentinas maniáticas psicóticas.

A todo esto, mi amiga no tenía idea de mis descabellados planes… no quería espantarla sin sentido. Por lo que tuve la “brillante ” (?) idea de esperar a que el milagro se materialice y contárselo después. Al principio fue muy frustrante.

Mandé decenas de solicitudes, la mayoría sin respuesta. 

Los pocos que se dignaron a responder me explicaban, muy educadamente, que no podían recibir a alguien sin calificación.

Pero si nadie me recibe al menos una vez, como hago!!! me preguntaba indignada, empezando a detestar este sistema que hasta dos segundos antes me parecía la mejor creación de la humanidad…

Cuando ya estaba a punto de descartar por completo el bendito coachsurfing, me llegaron 3 mensajes verdaderamente milagrosos.

¡Teníamos casa en Perugia, Florencia y Sevilla! 

Ahora sólo me quedaba la sencilla tarea de convencer a mi amiga de que no había enloquecido, que no nos iban a descuartizar ni íbamos a terminar siendo miembros de una secta satánica, que existen personas dispuestas a obrar con desinterés y no solamente por guita…

Después de una profunda charla existencial con mi queridísima amiga sobre los pros y contra de sumergirnos en mi descabellada idea de hacer COACHSURFING, decidimos hacer lo mejor que se puede hacer en este tipo de situaciones: encomendarnos a la voluntad del universo y que fluya.

No quiero entrar en detalles minuciosos de cada anfitrión, seguramente algún día te lo cuente, así como las inolvidables anécdotas que nos quedaron de esas experiencias.

Lo que sí quiero es expresarte con absoluta claridad y desde mi vivencia personal, lo que atravesó a todas esas personas que nos alojaron.

Lo que vivimos fue, sencilla y simplemente, nada menos que una de las máximas expresiones de generosidad.

Nos encontramos compartiendo comidas, paseos, charlas, amigos con gente que nunca habíamos visto y seguramente nunca volvamos a ver. Personas que nos abrieron las puertas de sus hogares por unos días desinteresadamente, que nos hicieron sentir lo mejor que pudieron cada una con sus posibilidades. Hemos vivido en lugares fabulosamente descomunales y en otros donde el espacio era mínimo, pero todos nos recibieron con gentileza, educación, respeto y aprecio.

Quizás no es una experiencia para todas las personas, ni para todos los viajes, ni para cualquier ocasión. 

Como todo lo que nos pasa en la vida, hay un momento para cada cosa, el secreto está en seguir tu intuición para elegir cuándo es el exactamente perfecto para vos.

Si algo de lo que te conté te hizo sentido, te generó curiosidad o un deseo irrefrenable de probar, no te quedes con las ganas! Dejá los miedos colgados en casa, sacudite las dudas y salir a disfrutar corazón! 

Vamos, que el mundo te está esperando y la vida esta en flor!

Esta obra maestra es uno de los grandes imperdibles de la magnífica Florencia. Acá te cuento cómo planificar tu visita.

Mano derecha del David.
FLORENCIA, ITALIA

Imposible olvidar mi reacción cuando lo ví por primera vez. No sé si fueron 5 minutos o media hora. Perdí la noción del tiempo apenas mis ojos descubrieron su mano derecha, esa en la que esconde la piedra que usaría para derrotar a su enemigo. La flexión de sus dedos, las venas hinchadas por la tensión de la lucha inminente. 

A lo largo de mi vida tuve otros instantes así, de esos que me quedaron grabados a fuego en la piel. Momentos en que mi cerebro no podía procesar la información que le transmitían mis ojos. A esos efímeros segundos que cada tanto me toca sentir los bauticé con un nombre que describe mi sentir: HECHIZO FUGAZ.  

Instantes en los que me siento como flotando dentro de una burbuja, tratando de descifrar el despliegue impactante de la genialidad de un hombre, que transformó un inmenso bloque de mármol en vida.

★ La escultura original está exhibida en la Galería de la Academia en Florencia.

★ En Florencia hay dos copias: la más famosa es la que está en la entrada del Palazzo Vecchio, en la plaza principal de la ciudad, llamada Piazza de la Signoria. Aunque no lo parezca, tiene el mismo tamaño que el original.

Réplica del David en la fachada del Palazzo Vecchio, Piazza della Signoria.
FLORENCIA, ITALIA

★ La otra réplica se encuentra la preciosa Piazzale Michelangelo, uno de los puntos más altos de la ciudad donde podrás admirar la mejor vista panorámica de Florencia. Para llegar hasta la Piazzale Michelangelo podés ir caminando (es 1,5 km desde la Piazza Signoria, tené en cuenta que el camino es cuesta arriba y puede ser un poco cansador) o en bus. Las lineas 12 y 13 van hasta este concurrido punto turístico. Te sugiero llegar un rato antes del atardecer y encontrar un buen lugar para disfrutar la magnifica vista. Tené en cuenta que, aunque la plaza es bastante amplia, suele estar repleta de gente.

★ Para entrar a la Galeria de la Academia te recomiendo enfáticamente que compres tu entrada anticipada en la pagina oficial ya que la fila para ingresar suele ser enorme y podes estar horas esperando para entrar, sobre todo en temporada alta.

★ Precio de la entrada: 12 euros.

★ La web oficial es www.galleriaaccademiafirenze.beniculturali.it

★ Para comprar la entrada on-line tendrás que generar un usuario y clave. Al finalizar la comprar recibirás un  mail de confirmación. Imprimí ese mail o guardalo en tu celular. Con el código de reserva podrás retirar las entradas en un pequeño local ubicado a unos 10 metros de la entrada a la galería.

★ El Rey David fue esculpido por el genio de Miguel Angel en un solo bloque de mármol, entre los años 1501 y 1504. 

La escultura del David de Miguel Ángel, en la Galleria dell´Accademia.
FLORENCIA, ITALIA

★ Mide unos 5 metros de altura y pesa 5,5 toneladas. 

★ La escultura representa al rey bíblico David unos instantes antes de enfrentarse al gigante filisteo Goliat con una honda, simbolizando el triunfo de la maña sobre la fuerza, la valentía y la perseverancia.

★ Fue encargada para la Catedral de Florencia, Santa María de las Flores. Pero sus casi 6 toneladas de peso hicieron imposible levantarla

★ Se lo considera el símbolo del Renacimiento italiano, Y ES PRODIGIOSAMENTE MAGNIFICO!

Para los que amamos leer, perdernos por pasillos repletos de libros es uno de los mejores planes que existe. En este artículo te presento algunas de las librerías mas hermosas del mundo.

«DESEARIA PODER MOSTRARTE, CUANDO TE SIENTAS SOLO O EN TINIEBLAS, LA ASOMBROSA LUZ DE TU PROPIO SER». Ésta frase, pintada en inglés sobre los escalones de la librería Shakespeare&Co de París, me resuena fascinantemente exacta para nuestro presente.

Frase en los escalones de la librería Shakespeare&Co.
PARIS, FRANCIA

Más allá de los catastróficos impactos que la pandemia está dibujando en nuestra economía mundial no puedo evitar ser de esas personas que le buscan el lado bueno a este escenario de ciencia ficción que hoy estamos presenciando. (*)

En lo personal (además del pequeño detalle de que mi trabajo de travel planner ha desaparecido por completo porque NADIE ESTÁ PENSANDO EN ORGANIZAR UN VIAJE AHORA), mi vida cotidiana no se alteró demasiado. Hace años que trabajo en casa, por lo que la tan temida cuarentena no es para mí motivo de colapso nervioso. 

El enorme cambio que tengo es la cantidad de horas de más que encuentro acumuladas al final del día, esas que usaba para ir al gimnasio, par a reunirme con clientes y, principalmente, para movilizarme por las enloquecidas y congestionadas calles de Buenos Aires.

Te contaba… soy de las que piensa que algo bueno de todo esto debe salir. En un intento de ser coherente con esa conclusión, decidí aprovechar esas horas extra para retomar una actividad que hace tiempo me cuesta disfrutar: la lectura.

Soy, o mejor dicho, fui una gran lectora desde chica hasta hace un tiempo atrás, cuando sucumbí a nuestra seductora adicción moderna: Netflix.

Buscando inspiración para rescatar ese amado vicio, me encontré espiando algunas de las maravillosas librerías desperdigadas por el mundo y quiero compartirlas con vos. Tengo la suerte de hacer estado en muchas de ellas, otras están en mi lista de pendientes para que, cuando recuperemos la libertad de viajar, pueda verlas personalmente!

Acqua Alta (Venecia, Italia): una librería digna de Venecia! 100.000 desparramados en los lugares mas insólitos que se te ocurran: dentro de un bote, de una bañera antigua incluso dentro de una góndola. Claramente muy útil para cuando la marea sube! http://libreriaacquaaltavenezia.myadj.it

La pintoresca librería Acqua Alta
VENECIA, ITALIA

Livraria Lello (Oporto, Portugal): para muchos la librería “más hermosa del mundo”. Se hizo explosivamente famosa por ser elegido como set de filmación para varias escenas de Harry Potter. http://www.livrarialello.pt

Ateneo Grand Splendid (Buenos Aires, Argentina): los que tenemos el placer de haberla recorrido no tenemos dudas de estar dentro de una joya de la ciudad. Situada en el interior de un antiguo teatro, este oasis en medio de la locura porteña es definitivamente imperdible.

Librería El Ateneo – Grand Splendid
BUENOS AIRES, ARGENTINA

Barter Books (Alnwick, Reino Unido): está ubicada en una estación de tren victoriana en un pueblecito de Inglaterra. Te suenan las famosas frases de KEEP CALM…?  En esta librería se encontraron los posters de la Segunda Guerra con el “Keep Calm and Carry On” que se convirtió en un fenómeno mundial. https://www.barterbooks.co.uk

Atlantis Books (Santorini, Grecia): además de ser un espacio increíble, esta librería suma su virtud imbatible: los atardeceres épicos en uno de los paraísos de nuestro mundo: la mágica Santorini. http://www.atlantisbooks.org

Shakespeare&Co (Paris, Francia): otra que se convirtió en boom turístico gracias a una película (Medianoche en Paris). Además de tener una historia literaria definitivamente única, ya que por sus puertas pasaron escritores emblemáticos como Hemingway, Scott Fitzgerald y James Joyce. Al inicio vendía libros censurados y se ganó una gran reputación entre los amantes de la literatura que la convirtió en uno de los sitios más visitados de la capital francesa. Realmente merece una visita, el lugar es caóticamente atractivo y si logras visitarla en algún instante con menos turistas, se puede apreciar ese ambiente tan magnético que la caracteriza. En el piso de arriba se alojan los viajeros que trabajan algunas horas en la librería. http://www.shakespeareandcompany.com

Polare Maastricht (Maastricht, Países Bajos): una absoluta maravilla! Abrió sus puertas en el año 2007. El espacio elegido para alojarla es realmente singular, ya que se trata de una antigua iglesia gótica de los dominicos construida en el año 1294.  https://www.libris.nl/dominicanen

Librería Polare Maastricht
PAÍSES BAJOS