Auto grande, problema grande

Llegamos a la estación central de trenes de Edimburgo envueltos por una molesta llovizna de noviembre.