La culpa de viajar sola

Para las mujeres, viajar sola es, muchas veces, una decisión difícil de tomar. La culpa es uno de los tantos frenos con los que nos encontramos al momento de elegir. Mi experiencia personal con este tema.

¿Cómo manejaste la culpa de dejar a tus hijas para irte de viaje sola?

Un tiempo atrás recibí este mensaje de una mujer que me sigue hace un tiempo. De pronto me di cuenta que era la primera vez que me consultaban sobre este tema tan importante. Por eso decidí escribir unas palabras sobre este punto.

Paseando por París, en mayo del 2010. Mi primer viaje a Europa, sola.

La culpa es un concepto medular, sobre todo para las mujeres de mi generación. Nacimos envueltas en el áspero ropaje de las culpas milenarias. Crecemos con el concepto de la culpa a flor de piel. No hagas tal cosa porque a tu mamá le hace mal. No digas eso porque tu papá se pone triste. No está bien ponerte en primer lugar, eso es egoísmo. Tenes que pensar primero en tu marido y en tus hijos. Vivimos arraigadas en la culpa, cargamos prejuicios tallados en nuestras vísceras. Quizás por eso me sorprendió mucho darme cuenta que hasta ahora nadie me había hecho esta pregunta tan simple y tan fundamental.

Para las mujeres que hemos elegido ser madres, la culpa es uno de los sentimientos más recurrentes y negativos que solemos atravesar en el camino de la maternidad.

En lo personal, gestionar el enorme lastre emocional nacido de la culpa fue lo que más me costó. Y la verdad es que lo manejé como pude. 

Aquella mañana de la “revelación divina” como me gusta llamarla, (podés leer la historia haciendo CLICK ACÁ) en la que amanecí con la firme decisión de viajar a Italia por primera vez, no me hice ningún planteo. No se me ocurrió pensar con quién podía viajar. De alguna manera inexplicable, estaba segura que tenía que viajar sola, con una convicción que pocas veces volví a experimentar en mi vida. Ese día lo único que mi mente se repetía una y otra vez es ”tengo que ir a Italia” un mantra tan poderoso que no dejaba lugar a pretextos, dudas o incertidumbres. 

El reproche llegó, inexorable, unos días después, cuando vi mi nombre escrito en la reserva de un pasaje con destino a París y fecha 25 de mayo de 2010. Entonces aparecieron los cuestionamientos y las condenas, que se multiplicaban como conejos.

Mi paso por Venecia, junio de 2010.

¿Soy una mala madre por dejar a mis hijas durante 3 semanas? ¿Soy una egoísta porque voy gastar un montón de plata en algo para mí sola? 

Esas dos preguntas me atormentaron sin respiro. A la primera me respondía que se quedaban con su padre, que era lo más natural que pasen un tiempo con él. Pero la segunda estaba más complicada. Entonces me reconfortaba pensando que después de haber trabajado toda mi vida me merecía ese regalo a los 40 años. Y en definitiva también me daba mucha paz interior pensar que les estaba dando un buen ejemplo a mis dos hijas, el de cumplir mi gran sueño, más allá de todo, incluso de la culpa.

Muchos años después, puedo asegurar que el hecho de haber viajado sola a Europa a mis hijas no les afectó de ninguna manera y a mí, en cambio, me cambió la vida. No me arrepiento ni un solo día y considero que fue una de las mejores decisiones que tomé.

¿Qué opinás? ¿Te fuiste sola y dejaste a tus hijos? ¿Si pudieras lo harías?

Un comentario el “La culpa de viajar sola

  1. Yo lo hice y fue una de las mejores decisiones. Mis hijas eran más grandes que las tuyas, seguramente. Lo pude repetir varias veces hasta esta pandemia. Volver renovada y feliz. Ese es el resultado de cada una de las experiencias vividas en mis viajes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: