Crónica de una Revelación Divina

El 2010 recién comenzaba su camino.

Por aquella época yo transitaba los últimos meses de mis 39 años y andaba, por decirlo gráficamente, como bola sin manija, sin saber muy bien qué hacer de mi existencia. Laboralmente estable, peroooo… mi trabajo sólo me llenaba los bolsillos, no el espíritu. 

Si, si… no me pongas esa cara, porque creo saber lo que estás pensando… VIVIS EN ARGENTINA LOCA! Deberías estar feliz de tener laburo y un sueldo respetable! Ni hablar si hacíamos una rápida evaluación de mi situación de ese momento: divorciada, con las 2 hijas más maravillosas que podía imaginar, por entonces de 14 y 10 años, un ex-marido poco generoso (por ser MUUUUYYY  diplomática) , dpto alquilado y otras menudencias que no vienen al caso pero sumaban puntos para la obtener la calificación POCO FAVORABLE PARA ANDAR JODIENDO con boludeces!  

Básicamente ameritaba que le prenda cada noche una vela al santoral completo. Y así era, la verdad pura y cruda… racionalmente era muy consciente de eso. 

Pero viste que el famoso vacío existencial no afloja ni un milímetro… por más que te repitas eso una y mil veces, no? Y cómo frutilla del postre estaba en la cuenta regresiva, a meses de cumplir 40 AÑOS!

El escenario de mi vida era como una BOMBA NUCLEAR a punto de explotar!!!


Hagamos un rápido repaso de mi situación por aquellas épocas:

★ Trabajo: relativamente estable

★ Ingreso de dinero: aceptable

★ Hijas: nivel superado!

★ Familia: todo ¨normal¨

★ Vivienda: alquilando

★ Amistad: impecable

★ Espiritual: MUUUUUUY flojo de papeles

Me encontraba inmersa en un caldo de cultivo maléfico. Y para completar mi trágica lista existencial de aquél entonces, obviamente faltaba una ingrediente esencial: AMOR! En ese rubro mi situación era sencillamente LAMENTABLE.

Cansadas de verme en modo trapo de piso, mis queridísimas amigas decidieron poner en marcha una campaña que supo llamarse “NO TE BANCAMOS MÁS CON ESA MALA ONDA”.

Y con ese espíritu inquebrantable que nos caracteriza a las mujeres cuando alguna de las integrantes de nuestra cofradía está a punto de naufragar en aguas turbulentas, pusieron todo su empeño para rescatar a esta alma descarriada.

Ese aquelarre de locas se dedicó concienzudamente a pasearme por cuanta actividad encontraban a mano, sin importar lo descabellada, esotérica o inverosímil que pudiese ser, con el firme propósito de exorcizarme y volver a ser YO.


Transcurridas varias semanas de una frenética actividad descontrolada, debido al ESTADO DE ALERTA MÁXIMA declarado por el aquelarre, estábamos en condiciones de hacer una evaluación de los logros conseguidos:

★ CITAS A CIEGAS: 2 (ambas desastrosas)

★ AFTER OFFICE / BOLICHE: 5 

★ RECITALES: 1 (de Ale Sanz)

★ TAROTISTA (incluyendo numerología y runas): 1

★ MAESTRO CHAMAN (con sanción y limpieza energética): 1

★ LIBROS DE AUTOAYUDA: 3 (todos sin terminar)

★ SALIDAS DE COMPRAS COMPULSIVAS: entre 10 y 20 aprox…

★ CENAS: muuuuuchas

★ TARDES DE MATES: muuuuuchas mas

★ LITROS DE ALCOHOL: cifra desconocida

★ KILOS DE HELADO: cantidad vergonzosa (era verano…)

★ OBJETIVO CONSEGUIDO: entre 4 y 5 kilos de más cada una y una cifra ridícula de mangos gastados…

ESTADO EMOCIONAL DE LA SUDODICHA: CALAMITOSO

Además de las dolencias ya conocidas y detalladas anteriormente, ahora tenía que HACER DIETA! El panorama era francamente desolador… 

Agotadas todas las propuestas, ideas y sugerencias, a punto de declararnos en bancarrota absoluta, el aquelarre había llegado a un punto crucial por primera vez desde su origen: debía reconocer el fracaso de la misión y asumir que el caso en cuestión (o sea yo) estaba bajo los efectos de un hechizo demasiado oscuro y poderoso, resistente a su magia salvadora y sin salvación aparente.

Cuando la esperanza estaba a punto de perderse, algo inesperado sucedió!

Frente al Vittoriano.
ROMA, ITALIA

Después del colosal periplo del aquelarre, devenido en FRACASO ABSOLUTO, ninguna podía predecir que en aquella insípida tarde de febrero, de un calor tan sofocante que se nos secaron hasta las ganas de hablar, ocurriría el incidente que pasó a la historia catalogado como MILAGROSO!

No había demasiado por hacer… El plan era, básicamente, seguir engordando a base de kilos de helado con los que intentábamos refrescar nuestras agotadas neuronas.

En medio del sofocón, alguna tiró la pregunta: CHICAS, VEMOS UNA PELI? Traje una que dicen que zafa… (año 2010, no existía Netflix!). Bueno, dale! dijimos todas al unísono ya que estábamos, por decirlo elegantemente, al pedo como bocina de avión.

Era Angeles y Demonios, la continuación del Código da Vinci. Si la viste recordarás que se filmó en Roma. La película terminó sin mayores elogios por parte del aquelarre y “taza, taza, cada una a su casa”

Cada vez que recuerdo el episodio llego a la misma conclusión: esa noche mi mente se unió con mi alma y juntos hicieron MAGIA. 

Amanecí con un único pensamiento que ocupaba todo mi ser: TENGO QUE IR A ROMA. No era una idea, un deseo o una intención. No era un proyecto. Era una sensación física, palpable.

Sentía, con una certeza inexplicable en el cuerpo, que no existía nada que pudiera impedírmelo. 

Así de simple y así de claro. Con esa ILUMINACION DIVINA que me despertó aquella mañana 9 años atrás, se cerró una de las etapas más oscuras que tuve la suerte de vivir. 


Fiel a mi personalidad intensa, lo único que hice desde que salté de la cama fue pensar en mi viaje a ITALIA.  Dediqué mi “mañana laboral” hablando con cuanto conocido tenía en la agenda para conseguir información que me ayudara a organizar mi viaje.

Pero el tiro me salió por la culata. 

Al parecer todos eran miembros de una secta llamada “CÓMO VAS A IR A EUROPA Y NO VAS A IR A PARIS”. Será que no me interesa ir a Paris… respondía yo sistemáticamente, iniciando un dialogo completamente inútil que terminaba con el interlocutor de turno diciéndome: no te parece que sos ¿un poco? testaruda…

Testaruda YO? Por favor!!! Que ridiculez!

Tocó el turno de hablar con mi hermana quién, por supuesto, pertenecía a la misma secta. En medio de la conocida charla inconducente, larga un alarido y exclama: “BOLUDAAAAA (cariñosamente obvio!) Me acabo de acordar que Juan de los Palotes está viviendo en París! Seguro te podés quedar en su casa!

Mi aversión por la capital francesa bajó, automáticamente, mil puntos. Vivienda gratarola, aunque sea en París, podía ser interesante pensé entonces.

En mi horario de almuerzo salí eyectada de la oficina y recalé en la primer agencia de viajes que encontré. Cuál enajenada mental le digo a la mujer del otro lado del escritorio:

NECESITO COMPRAR UN PASAJE A ROMA! 

La vendedora, haciendo gala de un soberbio control mental, empieza con una retahíla de preguntas: Cuándo queres viajar? Por cuánto tiempo? Ida y vuelta a Roma? Qué otras ciudades te interesa conocer? 

La lista de preguntas era interminable y, evidentemente, no tenía ninguna respuesta.

Considerando mi situación como poco clara, la señora concluye que debería pensar un poco antes de tomar una decisión. 

NO EXISTE NADA PEOR EN TODA LA GALAXIA que decirle a un impulsivo irrecuperable que se vaya a pensar!!!

Me salía fuego por la nariz y chispas por las orejas. Cabizbaja y meditabunda me disponía a rumiar mi odio por ahí cuando, compadecida por mi frustración, la cordial empleada me dice: te puedo ofrecer una promo que termina HOY, para viajar en mayo únicamente. La ida es a París, con stopover en Roma y el regreso desde Madrid. Te interesa…?”.

Recién llegada a mi primer destino.
PARIS, FRANCIA

En un esfuerzo de producción me auto-obligué a reflexionar sobre la oferta de la vendedora, aunque honestamente mi decisión estaba tomada. Pero todavía tenía algunos detalles económicos no menores que resolver…

Comprar ese pasaje significaba AGOTAR TODOS MIS AHORROS.

Entonces me llegó otro salvavidas divino! Una de mis amigas me confirmó que podía disponer de su tarjeta de crédito para pagar el pasaje en cuotas!!! BINGOOOOOO gritó mi alma!

“Después veo cómo me banco la estadía en Europa” pensé, sumergida en mi modo kamikaze. Era febrero, tenia casi 3 meses para rescatar plata de donde sea… 

Escuchaba el susurro de la parte racional del cerebro: Majo estás loca, te vas a quedar sin un mango… Del otro lado, mi emoción era del tamaño de un tsunami, me aullaba sin parar, me repetía una y otra vez: HACELO!

Es el sueño de toda tu vida, estás a punto de cumplir 40 años y desde que tenés memoria conocer Europa es tu gran objetivo”.

No lo dejes pasar! No podes perder esta oportunidad, no todas cuenta que el universo de alguna manera te esta ayudando de todas las maneras posibles para que viajes!

Hoy, mirando para atrás, estoy convencida que ESE fue uno de mis más grandes méritos en toda mi vida: haber escuchado a mi emoción.

Era una decisión completamente descabellada. Tenía dos hijas chicas, tenía que dejarlas por 3 semanas, tenía mil cosas “más importantes y necesarias” para comprar, tenía que pagar alquiler y una lista larguísima de todos los TENÍA del aquél momento.

Estaba aterrada, pero ESA VEZ DEJÉ QUE MI EMOCIÓN ME GUÍE. 

Voy a hacer este viaje, como sea. De alguna manera lo voy a resolver… me dije a mi misma, convencida que era la mejor decisión que podía tomar. Y así, sin mayor análisis, le puse una mordaza a la razón.

Esa misma tarde salí de trabajar y compré mi primer pasaje a Europa.

Foros Imperiales.
ROMA, ITALIA

TE GUSTÓ EL POST?  TE SIRVIÓ LA INFORMACIÓN? DEJAME UN COMENTARIO Y COMPARTILA CON TUS AMIGOS VIAJEROS!

¿NECESITAS AYUDA PARA ORGANIZAR TU PRÓXIMO VIAJE A EUROPA?

¡Contactame y empecemos HOY a planificar juntos tu viaje soñado!

¿Vas a viajar? ¡No te olvides de la asistencia al viajero!

Uno nunca espera tener un inconveniente de viaje, pero estos suceden! Un dolor de estomago, una torcedura de tobillo, situaciones comunes que te pueden ocasionar gastos inesperados. ¡OLVIDATE DE TODO Y VIAJÁ TRANQUILO! Para eso te recomiendo ASSIST 365, una empresa que piensa en las necesidades de los viajeros y ofrece las mejores coberturas al mejor precio. Además, usando el código de descuento DESTINOSYMALETAS accedes a un precio especial!!!

Hace CLICK ACÁ para cotizar tu asistencia de ASSIST 365.

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .